1

Figura perteneciente a la rama más accesible del pop hipnagógico, desde hace una década que esta chica de Arizona no ha dejado de buscar nuevas arrugas propias para remarcar la unicidad de su rostro musical. Con su anterior álbum, “Taiga”, la evolución quedó cortada por una prominencia mayor de los caminos más reconocibles dentro del mainstream actual. Sin embargo, que nadie piense que se ha acomodado. Y más, escuchando adelantos de su nuevo trabajo como Exhumed y Soak, donde se muestra más rotunda de lo habitual. Asimismo, la profundidad del background synth se fluye como un tsunami en permanente estado de eclosión. A lo que hay que sumar una mayor pronunciación de su sustrato operístico.  No cabe duda de que, visto lo visto, podemos estar ante el esfuerzo más ambicioso de toda su trayectoria y sobre él ha expresado lo siguiente: “La muerte, en todas sus máscaras, ha rodeado en los últimos tiempos a todos mis seres queridos, y con ella han surgido las preguntas sobre herencia, valor y voluntad”.

2

De verdadero nombre, Nika Roza Danilova, esta mujer de origen eslavo ha titulado su nueva criatura como “Okovi” (“cadenas” en eslavo), en lo que, al mismo tiempo, promete ser tanto su trabajo más personal como el más teatral. Una simbiosis entre ficción y raíces que se resolverá en un maridaje más contrastado que nunca. De hecho, obras pretéritas como “Stridulum II” y “Conatus” parecen haber sido forjadas con el fin de llegar hasta el actual momento de sus inquietudes artísticas. Las de una figura que, por otro lado, siempre ha abanderado el porte misterioso como inequívoca seña de identidad, y enfatizado por sus brutales contrastes entre blanco y negro: desde sus imágenes de baño en petróleo hasta las de libertad acariciada por el viento. Los polos opuestos son la fuerza motriz que desarrolla el imaginario de un ser al que, más que nunca, no podemos perder de vista.

Zola Jesus publicará “Okovi” el 8 de septiembre desde el sello Sacred Bones Records.

Coméntalo

comentarios