Desde Brooklyn no cesan de llegar satisfacciones que llevarse al oído. Una de las últimas llegadas procedente de esas fecundas tierras musicales la protagoniza el dúo Yellerkin. Adrian Galvin y Luca Buccellati son amigos desde la infancia, período que compartieron en la rural Katonah, New York.

Pero no fue hasta 2013 cuando sus caminos se cruzaron de nuevo, tras un tiempo alejados por obligaciones académicas, en Brooklyn, momento en que decidieron llevar esa música que habían practicado desde pequeños a un nivel profesional. Una música entroncada en el indie-pop más efervescente, ese tocado por la llama despreocupada de la juventud, de regusto optimista y melodías infecciosas. Un sonido que ejemplifica “Tools”, el single más incontestable hasta la fecha: Armonías vocales sobrevolando energéticos beats que emparientan el sonido del grupo con el de Foals, Yeasayer, Crystal Fighters o Postal Service, e incluso con Panda Bear o Youth Lagoon, en la manera en que ligeros apuntes psicodélicos florecen en el entramado de sus composiciones. Un tema cuyo videoclip recoge las raíces rurales de la banda.

Hasta la fecha solo han editado un Ep homónimo, que vio la luz en febrero, y que cuenta con “Solar Laws” como la pieza más brillante. Melodía pop envuelta por una sustancia de folk etéreo con la que transmiten ese vaivén entre la euforia, la nostalgia y la evocación de su pueblo natal. Precisamente el vídeo que lanzaron en su día recogía de nuevo ese estrecho lazo con el bosque donde crecieron.

Y mientras esperamos los nuevos pasos de la banda, y valoramos con ellos el impacto que pueden obtener, nos sumergimos en las profundidades de este bosque tan acogedor y agradable en el que parecen habitar permanentemente este par de chicos.

Coméntalo

comentarios