1

En los 60, Clint Eastwood paseaba por las calles del pueblo almeriense de Los Albaricoques. El Desierto de Tabernas fue testigo de los primeros pasos de esta leyenda que, a pesar de todos sus papeles interpretados y por interpretar, será por siempre recordada con sombrero vaquero, ceño fruncido y puro en la boca. Entre las sierras de los Filambres y Alhamilla nació la leyenda del “hombre sin nombre” y la de prácticamente todos los habitantes de Los Albaricoques, que se iniciaron como extras, especialistas de cine o jinetes en las películas del spaghetti western. La zona vivió un esplendor económico, algunos de los niños que trabajaban de extras ganaban más dinero que sus padres trabajando en las minas cercanas. Por este escenario desfilaron directores como Sergio Leone, Steven Spielberg, David Lean, Orson Welles, John Huston, George Lucas, y actores como Henry Fonda, Burt Lancaster, Harrison Ford o Sean Connery, entre tantos otros. Sin embargo, este resplandor tenía fecha de caducidad, el declive del género a partir de los años 70 volvió a transformar la zona en la región deprimida que era antes del western.

2

El Desierto de Tabernas fue clave para el desarrollo del cine western con sello europeo. Ha sido el escenario de títulos tan célebres como El bueno, el Feo y el Malo, Por un puñado de dólares o Hasta que llegó su hora. Los parajes de este desierto almeriense han sido el plató de casi 600 filmes. En la época dorada del género llegaron de rodarse hasta 50 películas al año. Sin embargo, en el último año sólo se rodaron 5 largometrajes. La falta de oportunidades económicas y de conexiones ha obligado a los habitantes de pueblos como Los Albaricoques a emigrar. Con el objetivo de revitalizar la zona, la marca de automóviles ŠKODA ha lanzado el proyecto “Los Cowboys del Desierto”, un homenaje a los pocos residentes fieles a la zona.

La iniciativa pretende dar a conocer la problemática y a la vez buscar una solución a los problemas de estos pueblos mediante dos vías de acción. La primera es la puesta en marcha de un servicio gratuito de “diligencia” en la que el ŠKODA KODIAQ será el encargado de asegurar el transporte de los vecinos a través del desierto. En segundo lugar, la marca se ha propuesto revitalizar el western, involucrando a personalidades del cine e impulsando esta industria mediante el patrocinio del Almería Western Film Festival, que lleva organizándose ya desde hace siete años. Para dar a conocer estas iniciativas ŠKODA ha lanzado una película rodada al estilo western, dirigida por Paco Caballero, en la que la desolación que acosa a estos pueblos aparece presentada como un forajido del oeste. El reto que se plantea este filme, en el que han actuado los propios habitantes de los pueblos, es lograr 5.000.000 visualizaciones para financiar la puesta en marcha del servicio de diligencia. Con esta campaña, recogida bajo el hashtag #LuchandoContraLaDespoblación, se pretende ayudar a los habitantes de estos lugares con su problema de movilidad y despoblación, y a la par, homenajear el paraje que en su día fue clave en la historia del cine y atrajo mucho glamour, turismo y negocio a nuestro país.

3

Coméntalo

comentarios