OLAF_SS2017_CAMPAIGN_3Fotografía KOERS VON CREMER. Modelos LEMMIE VAN DEN BERG Y CHUN SOOT. Estilismo SUZE KUIT. Peluquería y maquillaje SANNE LE GRAS-BLEEKER

La moda es una de las pocas cosas que siempre ha conseguido traspasar fronteras y hacer que abracemos diferentes culturas. Su inspiración intercultural ha permitido, incluso, que sintamos esos países como parte de nosotros cuando los visitamos. Olaf Hussein se define como un ciudadano global, un turista local y continuo viajero. Por este motivo, su colección SS17 surge de su idea del concepto de “hogar”. Para Hussein, esta definición tiene una interpretación abierta ya que, para un diseñador, llamar hogar a un lugar es algo un tanto desafiante. Su punto de origen es un lugar limitado por el Mar del Norte y cubierto por dunas, al borde de una ciudad costera de los Países Bajos. Podría ser perfectamente la isla de Texel, donde se trasladó junto al dúo fotográfico Koers von Cremer para capturar las impresionantes imágenes de su lookbook. Con esta colección, Olaf Hussein vuelve a casa pero a través de una perspectiva ajena. Incluye toques de sus raíces locales, pero añade la sensibilidad moderna de otras culturas y tradiciones intercontinentales. El clima lluvioso neerlandés está presente en detalles como el calzado: katiuskas de goma que son bien necesarias en su país de origen, donde las precipitaciones anuales son habituales. Al igual que pasa con el uso de tejidos resistentes al agua, empleados en las chaquetas de esta colección primavera-verano. En cambio, en vez de emplear el característico naranja que define a los Países Bajos, Olaf crea el Rusty Red, que se inspira en el color nacional pero toma un tono más rojizo. Su propio color nacional para dar la bienvenida a su “hogar”.

OLAF_SS2017_CAMPAIGN_1

Olaf Hussein se define como un ciudadano global, un turista local y continuo viajero. Por este motivo, su colección SS17 surge de su idea del concepto de “hogar”.

OLAF_SS2017_CAMPAIGN_6

Coméntalo

comentarios