Ser adulto tiene muchas ventajas, pero también muchos inconvenientes. Lo que más se puede llegar a echar de menos son los juguetes que teníamos en nuestra infancia, ya sean aquellos que nos recuerdan momentos únicos y maravillosos o aquellos que nuestro niño interior anhela pero que nunca llegamos a tener. Si algunos conservan su vieja Game Boy, su antigua Mega Drive, el Tamagotchi, otros guardan sus pequeños Playmobil, su primera Barbie o su cápsula favorita de Polly Pocket. Por eso, como en esta era en la que todo vale y ser coleccionista de juguetes no está (del todo) mal visto, algunos genios tuvieron la brillante idea de hacer realidad el sueño de muchos adultos y los han materializado en casitas de muñecas, pero de diseño, inspiradas en arquitectos célebres e ilustres. Aquí os dejamos las más bonitas que hemos visto para que todos aquellos amantes de los juguetes, del más puro diseño, o de los objetos kitsch y curiosos.

Minimii es esta casita de muñecas que imita a la casa diseñada por Arne Jacobsen en el año 1928 y se puede encontrar en Charlottenlund.
También podemos encontrar la web Minimii que pone a la venta casas de muñecas que imitan el estilo de casas diseñadas por grandes arquitectos de la historia del arte contemporáneo.

En la página web Haseweiss se venden estas casa de muñecas con compartimentos que se pueden cambiar y transformar, así se puede convertir en la casa que cualquiera quiera.

Paris Renfroe Design pone a la venta estos containers en miniatura para poder crear la casa más innovadora de muñecas.

Diseñada por Amy Whitworth, la mesa para tomar café y al mismo tiempo casa de muñecas es idea suya.

Finalmente, la casa de muñecas Kaleidoscópica ya ha dejado de hacerse, sin embargo, nos quedan imágenes de su bello y único diseño.

Surcando la red se pueden encontrar numerosos, bellos y originales ejemplos, y todos son una maravilla.

Coméntalo

comentarios