Sweetie Band, 2011

“Eres mi mejor amiga. Y quiero sumergirme contigo en este océano de cupcakes y gominolas, quiero que nos envolvamos en celofán, quiero que rememos con estos barquillos desde nuestro cuenco de porcelana, que nos rebocemos con nata montada y saltemos sobre estos globos de colores hasta hartarnos, que riamos hasta que nos duelan las mandíbulas, quiero que cabalguemos hacia el País de Nunca Jamás y (nunca jamás) volver”.

Una entusiasta exaltación de la amistad que cobra todo el sentido desde los labios de cualquiera de las juguetonas e ingenuas vedettes que pueblan las fotografías del artista taiwanés Wang Chien Yang, una oda a la fantasía lúdica y naif con la que los niños construyen sus sueños. Artífice de un imaginario tan saturado como infantil, la plasticidad azucarada de los motivos y la universalidad de sus referencias iconográficas (desde risueños delfines hinchables y esponjosos tatamis hasta Shrek y otros célebres personajes de Pixar) relega a un ultimísimo plano el remoto erotismo de las impúdicas geishas que dejan entrever su lozana anatomía con una naturalidad más próxima a la desprejuiciada inconsciencia infantil que a la maquiavélica lascivia de la clásica mujer fatal. Una gozada visual para alegrar la vista en el sentido más literal del término.

Dessert Adventure, 2011

We must love each other, 2013

Universe Adventure, 2012

House6, 2010

I love ice cream, 2011

A House Odyssey adventure, 2012

House5, 2010

Stay Real room 1, 2011

Beijing house series: Mongolian yurts adventure, 2012

 

Coméntalo

comentarios