FOTO-1---DE-PORTADA

En vez de seguir el sendero que alumbraban los estudios más conservadores de Hollywood, ellos prefirieron devolverle la mirada a la oscuridad. Y accedieron a las tenebrosas sombras de la ficción junto a tres actrices dispuestas a dar un paso más en sus respectivas carreras y volcarse de lleno en una pesadilla sin contemplaciones para sus sufridas divas del grito.

Roman Polanski, Dario Argento y Brian De Palma descendieron a las profundidades de un género no del todo popular por aquel entonces y así, entre finales de los sesenta y finales de los setenta, La semilla del diablo, Suspiria y Carrie acabaron resucitando nuestros temores y miedos a través del nacimiento de 3 “final girls” apoteósicas.

VOODOO Cult Horror Movies Club rescata a estas 3 scream queens a pleno pulmón en VOSE, 35mm y pantalla grande en el cine Palafox: este jueves 7 de abril, el bombo infernal de Mia Farrow con La semilla del diablo; el jueves 5 de mayo, la academia de baile y magia negra de Suspiria; y el jueves 2 de junio, una ración de baile de fin de curso telequinético cortesía de Carrie.

 

ROSEMARY’S BABY (LA SEMILLA DEL DIABLO): This is no dream! This is really happening!

FOTO-2

La pareja de recién casados formada por Rosemary Woodhouse (Mia Farrow) y su esposo Guy (John Cassavetes) estrena su nuevo nidito de amor en un lujoso apartamento de Nueva York. No tardarán en germinar los anhelos por convertirse en futuros papás, ni tendrán que esperar mucho para recibir las visitas de sus nuevos y adorables vecinos con las pertinentes presentaciones…

Pero los buenos deseos y los sueños por cumplir se verán ensombrecidos por una pesadillesca noche de sudores fríos y alucinaciones que se traducirá en una Rosemary encinta aunque no en “estado de buena esperanza”: los antojos y los pies hinchados serán el menor de sus problemas…

Roman Polanski tuvo la mala fortuna de que la película consiguiera traspasar su turbadora atmosfera a la realidad con el asesinato de su encita esposa, Sharon Tate, a manos de Susa Atkins, alias Sexy Sadie, una de las concubinas de Charles Manson en la propia residencia del matrimonio en Cielo Drive (California). El macabro suceso permitió que la cinta accediera al nefasto Olimpo (o inframundo) del denominado cine maldito (junto a Poltergeist, La profecía, El exorcista…).

FOTO-3

FOTO-4

FOTO-5

FOTO-6

 

SUSPIRIA: Susie, do you know anything about… witches?

FOTO-7

La primera entrega de la Trilogía de las Madres de Dario Argento reúne en un mismo escenario, una escuela de danza en Alemania, a Jessica Harper, Alida Valli, Joan Bennett, Udo Kier y hasta al mismísimo Miguel Bosé. Y tras la última puerta: una fuerza diabólica que provocará un fatalista traspié en el cuerpo de baile.

Una coreografía de terror gótico a ritmo del rock progresivo y sobrenatural de la banda Goblin y a través de los interminables pasillos y recovecos de una mansión con personalidad propia: enervante, claustrofóbica y laberíntica, entre contrastes rojos, verdes y azules y con un oscuro secreto. La academia con más acertijos y pasadizos de la arquitectura del misterio, diseñada por Giuseppe Bassan inspirándose en ejemplos del art nouveau. Suspiria tiene el honor de ser considerada la película de terror más bella jamás rodada.

Luca Guadagnino, el realizador de Io sono l’amore, acaba de anunciar un remake del hit italiano precisamente con las dos protagonistas de su último trabajo, A Bigger Splash, su musa, Tilda Swinton, y Dakota Johnson. ¡Danzad, danzad, malditas!

 

FOTO-8

FOTO-9

FOTO-10

FOTO-11

 

CARRIE: They’re all gonna laugh at you!

FOTO-14

En 1976, Brian De Palma se lanzó a plasmar en fotogramas la primera novela publicada de Stephen King, Carrie. Una pecosa adolescente que responde al nombre de Carrietta White (Sissy Spacek) deambula sola por los pasillos del instituto mientras intenta esquivar, escondiéndose tras su carpeta y su flequillo, los desprecios, insultos y las humillaciones de sus compañeros. Ni siquiera es salvada por la campana, ya que su hogar es un asfixiante templo del fanatismo con su madre, Margaret (Piper Laurie), como líder religiosa, oficiante de misas y loca del pueblo.

Lógico que cuando la atormentada protagonista descubra un incipiente talento para mover objetos con la mente, al mismo tiempo que descubre qué es la menstruación, lo que prometía ser un baile de fin de curso épico para el Rey, la Reina y su séquito se acabe convirtiendo en el derrocamiento de la ley del más popular por arte y gracia de un espectáculo de telequinesis a manos de un corazón herido. La mayor venganza nerd en la edad del pavo, de obligatorio visionado a lo largo y ancho de todos los centros educativos del país. 

Aun sufriendo acoso escolar, Carrie tampoco ha podido evitar que le salgan imitadoras. En 2013, Chloë Grace Moretz se apuntó al remake de Carrie dirigido por Kimberly Peirce (Boys Don’t Cry). Al menos esta revisión sirvió para recordarnos el carácter inmortal e insuperable de la versión original con la secuencia de pantalla partida (polivisión) más conocida, y sangrienta, de la ficción. Todos somos Carrie. Go Carrie Go!

 

FOTO-12

FOTO-13

FOTO-15

FOTO-16

 

Tres joyas imperdibles de la historia del cine que sobrepasaron los límites y prejuicios del cine de terror y consiguieron trascender a cintas de culto para las generaciones venideras de espectadores. Ahora Voodoo reivindica tu derecho a retorcerte de nuevo, o por primera vez, con La semilla del diablo, Suspiria y Carrie en 35 mm, VOSE y pantalla gigante, en tres noches de jueves que comenzarán con una pre-party para saltar a la oscuridad de la sala de cine en la que los gritos de Rosemary Woodhouse, Suzy Bannion y Carrie White se fundirán con todos los de aquellos que se atrevan revivir este menú de hitos del horror clásico por los que no pasan los años a tenor de su influencia estética en la cultura popular contemporánea y esos escalofríos que aún provocan en los aficionados con mayor tolerancia al susto. No abras la puerta a desconocidos (y mucho menos a tus vecinos octogenarios), evita poner el pie en áticos y sótanos, no te escondas debajo de la cama y, sobre todo, no te separes del grupo.

Un trío de pesadilla: el jueves 7 de abril, Mia Farrow y su bombo infernal; el jueves 5 de mayo, la academia de baile y magia negra de Suspiria; y el jueves 2 de junio, Carrie y su venganza telequinética como guinda del baile de fin de curso. A partir de las 21.30h en el cine Palafox de Madrid.

Coméntalo

comentarios