Que todos los caminos llevan a Berlín es algo más que oído (y sabido) por todos: las noticias, los medios, hasta tus amigos hablan de Berlín, de lo que la aman (aunque no hayan estado) y de que allí todo es mejor, más bonito, más guay y más cool, coolérrimo a más no poder, si existiera el término. Aunque todo esto pueda parecer que es sólo una moda y un boom de un tiempo hasta ahora, desde hace varios años muchas personas han visto el potencial de Berlín y han sabido no sólo sacarle partido sino también aprovechar lo que han visto a su alrededor.
Si bien pudiera parecer que hablamos de guiris o turistas que, hartos del hipster de Nueva York y Williamsburg, han cogido sus maletas vintage y han partido hacia nuevas tierras por descubrir, en realidad no nos referimos a ellos sino a los propios berlineses que, cansados de lo de siempre, se atreven a mirar un poco más allá y probar cosas nuevas.
Este es el caso de la tienda Voo Store que se encuentra en el barrio de Kreuzberg.

Voo Store es, por poner un símil fácil y rápido, el Colette de París, pero en Berlín: con un espacio amplio y minimal, la tienda no sólo cuenta con firmas como Carven, Acne, Our Legacy, Silent by Damir Doma o una selección exquisita (exquisita para todo sneakerhead glam que se precie) de zapatillas como las de Raf Simons o Rick Owens para adidas o las nuevas Nike Air + R.T.T de Riccardo Tisci para Nike, sino que también apuesta fuerte por otras firmas más jóvenes que merecen toda nuestra atención como COMMON, Whyred o Filles Á Papá. De hecho, de la marca Filles Á Papá, la díscola e intrépida Cara Delevigne ha llevado su ya mítica gorra con estampado mapamundi en varias ocasiones.

Si con toda esta información ya habéis apuntado la dirección de la tienda en vuestro itinerario berlinés para este verano, Voo Store es un sitio clave no sólo por todo lo anterior sino también por lo particular y especial de su historia.
Nacido en el año 2009, Voo Store se encuentra en el barrio de Kreuzberg, barrio que por aquél entonces era el típico barrio que casi nadie visitaba, o bien por su población extranjera o por lo decadente de las calles.  Sin embargo, los dueños de Voo decidieron probar suerte, arriesgar y situar un espacio único, que no sólo lleva moda vanguardista sino también libros, magazines y gadgets a un barrio de kebabs y bares demodé.

Cinco año después Voo Store aparece en guías de ciudad como la de Louis Vuitton o Wall Paper City Guide porque además de aunar contemporáneidad y futuro, también cuenta con una cafetería que está dentro del top 5 de cafeterías en Berlín.
Este verano Voo Store es una visita obligada para todos los que piséis Berlín, y si no, también, porque podéis echar un vistazo a la página web y deleitaros con la moda más in del momento.

Coméntalo

comentarios