No tanto de góndolas y canales como de carnavales y color es la Venecia de Vivienne Westwood. La diseñadora británica puso la nota más festiva a los desfiles de este sábado en París. Sus propuestas ready to wear para la temporada SS16, en las que tampoco faltó ese punto punk propio de Westwood, son todo un homenaje a las máscaras y disfraces que cada año convierten a la ciudad italiana en punto de mira. Además, si hay algo que define a esta septuagenaria rebelde son las proclamas políticas que acostumbra a incluir en sus desfiles. Si el año pasado aprovechó para dejar clara y cristalina su postura con respecto al referéndum escocés, en esta ocasión lanzó un llamado en contra del cambio climático. En lo que a moda se refiere, el mensaje también es claro: a veces –y sólo a veces-, más es más.

Coméntalo

comentarios