Los recién graduados en moda están cogiendo carrerilla y desde luego en New York no se andan con rodeos. La alemana Melitta Baumeister es sin lugar a dudas una de esas diseñadoras emergentes a tener en cuenta. Después de finalizar sus estudios en la Parsons The New School, Melitta presentó en el circuito de la moda neoyorquina su primera e impactante colección cápsula para este otoño. Una apuesta por la moda de vanguardia que fue aclamada por la crítica y que dibuja un más que prometedor futuro para esta joven diseñadora. La colección es toda una declaración de intenciones en cuanto a la concepción de la moda en sí misma. Las referencias recibidas de la escultura, del mundo de la instalaciones, de los objetos y de la concepción del volumen se traducen en una propuesta repleta de fuerza donde el uso de nuevos materiales se convierte en la máxima. Mediante patrones perfectamente compuestos, Baumeister entiende la moda y su idea formal más allá de las limitaciones de los tejidos. Usando silicona y procesos que nos trasladan a la escultura y sus talleres, esta diseñadora ha conseguido llevar a cabo una colección perfectamente estructurada. Usando el color blanco como lienzo para sus diseños, la geometría y la fluidez de las piezas componen volúmenes llenos de riqueza y con aires futuristas. Para más arte y ganas de disfrutar de su trabajo ha contado con la colaboración del fotógrafo Paul Jung en la creación de su look book. Una interpretación lánguida, estéril y neo futurista de una moda a la que todavía le queda mucho por decir.

Coméntalo

comentarios