VanesaKongrold3

Suenan los primeros acordes de la BSO que Vanesa Kongrold ha elegido para la interface de su colección veraniega y en mi mente una zíngara con los ojos cargados de kohl y las palmas juntas delante del pecho avanza con nitidez cristalina contoneando las caderas bajo un fajín de sonido metálico. Nada más lejos de la depuración típicamente nórdica de “Digital Folklore”, y es que, si los opuestos se atraen, la asociación de contrarios como recurso expresivo consigue enfatizar la avanzadilla técnica de una apuesta limpia y fría que dista enteros de la anacrónica aguja sobre hilo con la que se elabora el atuendo hipersexual de las artífices de la danza del vientre. El estampado digital, básico en esta colección, se imprime sobre siluetas rectilíneas que parecen seguir la máxima aristotélica de que “en el punto medio está la virtud”.

VanesaKrongold10

VanesaKongrold2

VanesaKongrold1

VanesaKongrold8

VanesaKongrold6

La neutralidad de los cortes se compensa con la discrepancia asimétrica de los estampados y con una vuelta de tuerca a la falda “tail hem”, que se reinventa para trasladar su vis más larga al flanco derecho. Punto cum laude: el (tramposo) efecto superposición de faldas midi y pantalones a la pantorrilla mediante la yuxtaposición horizontal de dos tejidos o estampados diferentes en cada pieza. Pantone, materiales y ambientación 100% industrial.

VanesaKongrold5

VanesaKongrold7

VanesaKongrold4

 

Coméntalo

comentarios