A día de hoy, el hashtag #photooftheday acumula más de 350 millones de publicaciones en Instagram. Parémonos un segundo a reflexionar: ¿es posible que todas ellas sean la mejor foto del día? O viceversa, ¿estarán las realmente mejores imágenes acotadas bajo esta etiqueta? Piensa en qué pasaría si un día el objetivo de tu cámara o un resultado de búsqueda te obsequiara con una instantánea realmente fascinante, digna de presentarse al mundo con esta insignia… ¿escogerías ese masivo, impersonal y casi vacío de significado #photooftheday para definirla? La respuesta es evidente y nos lleva de vuelta a asentir con contundencia ante el mensaje de la campaña del nuevo Audi Q2: lo mejor es imposible de etiquetar.

1

Vivimos en una época en la que absolutamente todas las cosas tienen una palabra que las define. Pero, ¿por qué tenemos que etiquetarlo todo?

Ya no existen personas magnéticas, con una personalidad diferenciadora y potencial para prescribir en su entorno; ahora son #influencers. Tampoco salimos a comer a un restaurante, sino que vamos a ese sitio #popup en el que sirven comida #indonesa, #vegana, #devanguardia, con un emplatado #minimal muy propenso a convertirse en nuestra próxima #photooftheday que acopie a golpe de like el interés de todos los #foodies. Ni vamos al cine, vamos a ver esa película de ese director #mejicano que tiene un aire #serieB a lo #Tarantino con toques #neorealistas, o quizás alguna de #WesAnderson, #onírica, #preciosista, con un rollo #TimBurton, #dark y #cool a la vez. Por no hablar de lo que escuhamos: #indierock, #technotrance, #garagepunk…

Vivimos en una época en la que absolutamente todas las cosas tienen una palabra que las define. Pero, ¿por qué tenemos que etiquetarlo todo? ¿hasta qué punto esas etiquetas identifican realmente a las personas o cosas? Haz la prueba, coge un papel o crea una nueva nota en tu móvil y trata de dar respuesta a ese dilema con el que en ocasiones nos atormentan las entrevistas de trabajo o los test de personalidad: defínete en una, dos, tres palabras. Guarda a buen recaudo esa información y vuelve a consultarla dentro de un tiempo… probablemente encuentres tu elección indiferente, lejana, apática, vacía… de todo menos concluyente. Resulta que somos mucho más que eso, trascendemos etiquetas, o quizás somos tantas y tan diversas que sólo una de ellas podría terminar siendo válida: #untaggable.

Este es el mensaje que quiere transmitir la marca alemana con el lanzamiento de su nuevo y esperado modelo, el Audi Q2, para el que ha desarrollado una campaña de comunicación que apuesta por una estética diferente y llamativa, cargada de referencias a la cultura pop y con un manifiesto audiovisual a ritmo de Skrillex y su Bangarang.

 

EL COCHE DE LOS QUE HUYEN DE ETIQUETAS

#SUV, #coupé, #deportivo, #hitech, #quattro, #offroad, #adrenalina, #control… El nuevo Audi Q2 es todo eso y mucho más. Con un diseño que cuenta con lo más reciente en cuanto a conectividad, que eleva la personalización a la máxima potencia y que incluye gran parte de las tecnologías revolucionarias propias de los vehículos de alta gama de la marca, el Audi Q2 llega para revolucionar su segmento.

2

#SUV, #coupé, #deportivo, #hitech, #quattro, #offroad, #adrenalina, #control… El nuevo Audi Q2 es todo eso y mucho más. En una palabra, #untaggable.

El Audi Q2 es un SUV, un vehículo urbano, un compacto con un diseño nuevo, rompedor, deportivo, diferente. Un nuevo concepto de vehículo dispuesto a revolucionar. Marcadamente deportivo y dinámico, gracias a los motores TFSI y TDI de 116 CV hasta 190 CV y, opcionalmente, disponible con tracción quattro permanente a las cuatro ruedas. Su equipamiento supera todas las expectativas e incluye características revolucionarias, también en conectividad, con la Audi Smartphone interface y la última generación de sistemas de infotainment y sonido. En una palabra, #untaggable.

3

6

fotocierre-grande

Coméntalo

comentarios