HongKong.2013.PhotographbyPedroGadanhoHong Kong 2013 © Pedro Gadanho

Aunque en España el mayor problema sea la viabilidad de las pensiones y pasear a un querubín en carricoche se haya convertido en cosa de ricos, el efecto “pirámide poblacional invertida” dista mucho de ser una constante en términos globales. Muy al contrario: tal y como vaticinaba Desmond Morris en “el mono desnudo”, la superpoblación derivada de la explosión demográfica mundial (nada menos que 8 billones de terrícolas habrá en 2.030, un 20% más que hoy) se perfila incontenible e insostenible. pero no hablamos sólo de números: la verdadera encrucijada se deriva del asentamiento de los inquilinos en torno a grandes núcleos urbanos, que para la misma fecha concentrarán los dos tercios de la población mundial. un hacinamiento que vaticina una catástrofe económico–social ante la que los expertos, con el Moma de Nueva York a la cabeza, ya se han puesto las pilas.

¿No quieres caldo? Pues toma dos tazas. Esa es la burlona respuesta que la incontrolable idiosincrasia de las distintas variables demográficas parece espetar a la abnegada lucha que los elementos más comprometidos de la ciudadanía tienen jurada a la desigualdad estructural Norte–Sur. Las previsiones no pueden ser más alarmantes: la redistribución de la población mundial augurada para 2.030 traerá consigo otra (anhelada) redistribución, la de la riqueza, tanto o más dramática que la actual. El dato: de los dos tercios de habitantes del planeta que se aglomerarán en torno a las grandes urbes, la mayoría serán pobres. Una bofetada en la cara de los mal llamados “antisistema” cuyos nefastos augurios han hecho saltar la alarma entre los políticos, urbanistas y economistas más avezados, que ya se han puesto en pie de guerra para asegurar que las megaciudades continúen siendo habitables.  

Istanbul.2012.PhotographbySuperpoolIstanbul 2012 © Superpool

RiodeJaneiro.2013.PhotographbyPedroGadanhoRio de Janeiro 2013 © Pedro Gadanho

Mumbai.2010.PhotographbyURBZMumbai 2010 © URBZ

Como muestra de su implicación en el debate, el Museum of Modern Art de Nueva York ha reunido en su proyecto Uneven Growth a seis equipos interdisciplinares de investigadores para examinar las nuevas posibilidades arquitectónicas de seis ciudades a lo largo y ancho del planeta: Hong Kong, Estambul, Lagos, Mumbai, Nueva York y Río de Janeiro. Una iniciativa que apuesta por un vis–à–vis entre arquitectos y urbanistas para plantar cara a la creciente desigualdad del desarrollo urbano.

Mumbai.2013.Photograph.byPedro.GadanhoMumbai 2013 © Pedro Gadanho

 Uneven Growth: Tactical Urbanisms for Expanding Megacities.
Del 22 de noviembre de 2014 al 10 de mayo de 2015 en MoMA. 11 West 53 Street. Nueva York

Coméntalo

comentarios