La rápida evolución de las nuevas tecnologías ha hecho que numerosos objetos hayan acabado en la basura o directamente perdidos y olvidados en trasteros y sótanos de todo el mundo. Por suerte para ellos, existen muchas personas que todavía se resisten a que estos desaparezcan, aunque sea sólo para darles una nueva utilidad. Fue así como nació The Northern Electric Lighting Company, una pequeña empresa estadounidense que tiene como objetivo dar una nueva vida a través del diseño a todos esos equipos electrónicos viejos ya obsoletos, para crear originales y bonitas lámparas de mesa. Inspirados en el diseño industrial y en la estética del art decó, sus creadores miran constantemente al pasado para tomar nuevas ideas de diseño y mezclar así lo clásico con lo nuevo en todos sus productos. Realizadas a mano en su taller de Brooklyn en Nueva York, entre su colección de lámparas podemos encontrar desde un temporizador fotográfico Time-O-Lite hasta un microscopio Milben del siglo pasado.

Coméntalo

comentarios