Portada de las memorias de Françoise Hardy, publicadas por Expediciones Polares
Portada de las memorias de Françoise Hardy, publicadas por Expediciones Polares

¿Cómo y con qué pretensiones nace Expediciones Polares?
Expediciones Polares la formamos un grupo de personas que llevamos más de diez años desarrollando juntos proyectos culturales en otros ámbitos. A pesar de haber disfrutado mucho con el cine o la música, crear una editorial siempre había estado en nuestro imaginario. Fantaseábamos con ello, compartíamos ideas, pero no terminábamos de encontrar una fórmula que nos convenciera para ponerlo en marcha. Por fin, un día entendimos que nuestro único cometido como editores debía ser compartir historias que a nosotros nos conmoviesen. Así de sencillo. Sin más pretensiones que ser altavoces de autores que debían ser escuchados, leídos.

Vuestra editorial está ubicada en Donosti, fuera del círculo Madrid-Barcelona. ¿Encuentras problemas a la hora de promocionar la editorial por el mero hecho de estar fuera de la vía predominante?
No, no nos hemos encontrado ningún problema en ese sentido. Sí que es cierto que viajamos a menudo a ambas ciudades, para presentar libros, o para visitar a los libreros o a los distribuidores, pero no estar ubicados allí no ha supuesto ningún impedimento para la promoción de nuestros libros. A veces, nos ocurre todo lo contrario. A veces, ser de Donostia parece extraño y hace que nos presten más atención.

Uno de vuestros sellos distintivos es el mimo con el que diseñáis las ediciones de los libros. ¿Cómo de importante es esta fase para vosotros?
Es una fase clave. Para nosotros es esencial que el libro, como objeto, esté a la altura de historia que contiene. Todo el proceso de maquetación y diseño es totalmente artesanal, y puede llegar a durar semanas. Probamos formas, colores, materiales… hasta que conseguimos dar con la idea que buscábamos. Tenemos el convencimiento de que el amor que ponemos en todo este proceso al final acaba trasladándose al libro y al lector.

En vuestra editorial predomina la dualidad entre libro de música y novela. ¿Por qué este enfoque?
Pese a que parezca un poco extraño, no hemos sido conscientes de ese enfoque. Nuestra máxima es publicar historias que nos descubran nuevos mundos, que nos abran ventanas, que nos emocionen. Lo que ocurre es que además de la literatura somos fanáticos de la música e irremediablemente acabamos encontrándonos con historias relacionadas con ella. Por eso hemos acabado editando además de novelas, libros de músicos que creíamos que debíamos compartir.

¿Cómo nace la idea de publicar un libro sobre Françoise Hardy?
Éramos fans de Françoise desde hace muchísimos años. Felipe Cabrerizo, autor y traductor, y con el que colaboramos mucho, encontró la versión francesa de bolsillo del libro en un mercadillo en París. Nada más acabar de leerlo, nos llamó entusiasmado. “Tenemos que publicar este libro”, nos dijo. Y así fue.

Para nosotros es esencial que el libro, como objeto, esté a la altura de historia que contiene. Todo el proceso de maquetación y diseño es totalmente artesanal, y puede llegar a durar semanas.

Creadores de la editorial Expediciones Polares
Creadores de la editorial Expediciones Polares

¿Qué es lo que convenció de sus memorias para publicarlo aquí en España?
Nos convenció la sinceridad brutal y exagerada con la que estaban escritas. También la narración de episodios maravillosos con otras estrellas de la época. Y sobre todo, que el libro pone encima de la mesa, además de la vida de una mujer con muchas aristas, la vida de una compositora excelente que siempre buscó la perfección y la armonía.

El año pasado Serge Gainsbourg; en éste, Françoise Hardy. ¿Qué tiene la música francesa que tanto atrae a Expediciones Polares?
Mucho. La música francesa nos atrae muchísimo. Quizá porque al vivir muy cerca de Francia es una música con la que hemos convivido desde nuestra infancia. Quizá también porque dentro de este espíritu reivindicativo de la editorial, queremos poner en valor la música no anglosajona. Y también, porque ambos libros han sido coeditados con el programa de radio Phsyco Beat! y el festival Dock of the Bay y ambos aman esta música.

¿Algún nuevo libro en esta línea para el próximo año?
Sí, claro. Ya se está escribiendo. Esperamos tenerlo publicado para la primera semana del 2018. Y sí, también será sobre un músico francés. Solo puedo adelantaros que será sobre un tipo que está vivo, que ha tenido una vida alucinante, y que precisamente no pasa desapercibido.

¿Alguna novedad para el futuro?
A mediados de abril lanzamos una nueva novela. Y será una novela muy especial. Una historia descarnada y hermosa, escrita por una autora española de sólo 23 años que nos ha deslumbrado. En mayo publicaremos el primer número de una colección de cuentos infantiles muy especiales y en junio sacamos el que, probablemente, sea el libro más bonito que hayamos editado hasta ahora, por dentro y por fuera. Estamos muy ilusionados con estos tres proyectos, la verdad.

¿Tendremos Expediciones Polares por mucho tiempo?
¡Sí, claro! ¡Eso espero! Desde que comenzamos con la editorial éramos conscientes de que iba ser un camino difícil pero precioso al mismo tiempo. Nuestra apuesta siempre ha sido y será a largo plazo.

Françoise Hardy. Memorias. Expediciones Polares. Ya está disponible.

Coméntalo

comentarios