Imagen del backstage de la colección SS17 de Louis Vuitton
Imagen del backstage de la colección SS17 de Louis Vuitton

Polímeros vinílicos halogenados, termoplásticos, tereftalato de polietileno… el mundo plástico y su terminología impronunciable están de enhorabuena. Osado es el que, a día de hoy, continua asociando este material sin excepción alguna al mundo de la ganga, una historia que, sin duda, podría dar lugar a un final tormentoso al pasar por caja. Furla, Louis Vuitton y gran parte del squad del diseño emergente de cualquier pasarela lo saben. Y más aún Balenciaga, que no conforme con vender plástico a precio de oro, se sirve de materiales más “nobles” para simular este efecto. No obstante, no es ni mucho menos la primera vez que el plástico se le antoja como algo cool al fashion world. Puestos a comparar, casi podríamos decir que había más plástico en la Carnaby Street de los sesenta que en el parking de una discoteca de extrarradio en pleno fervor dosmilero. Paco Rabanne, Pierre Cardin y André Courreges fueron los responsables de hacer que el mundo enloqueciera con sus memorables dosis de retrofuturismo policromático y plastificado. Futuro, decían. En cuanto a analizar la historia se refiere, poco hay más lúdico que observar, desde el “nuevo” siglo, las representaciones futurísticas fruto de la intuición de las mentes más creativas de antaño. Por suerte (o por desgracia) no vestimos trajes espaciales en la oficina ni esquivamos atascos con nuestro coche volador. Seguimos atándonos los cordones al mismo estilo “siglo XX” y la Luna sigue sin estar entre nuestros destinos vacacionales frecuentes. Aunque, eso sí, tenemos impresoras 3D, otro factor que ha contribuido a convertir el plástico en uno de los formatos predilectos para el diseño más avanzado, especialmente si se trabaja en su modalidad más ecofriendly (reciclado o biodegradable). Quizás todo sea fruto de la coherencia evolutiva de la moda: ahora que ya queda poco que inventar en cuanto a volúmenes, formas y cortes… ¿por qué no probar con materiales? Y quién sabe, quizás el futuro pase por ver una ciudad plagada de repartidores de flyers de “compro plástico”.

Ximon Lee SS17
Ximon Lee SS17

Quizás todo sea fruto de la coherencia evolutiva de la moda: ahora que ya queda poco que inventar en cuanto a volúmenes, formas y cortes… ¿por qué no probar con materiales?

Imagen del desfile de la colección SS17 de Estelita Mendonça
Imagen del desfile de la colección SS17 de Estelita Mendonça
Andrea Crews SS17
Andrea Crews SS17
Detalle del desfile de la colección SS17 de Versus Versace
Detalle del desfile de la colección SS17 de Versus Versace

Coméntalo

comentarios