FOTO1

 

La capital vio tu llegada a la ciudad, una maleta cargada de tus mejores outfits y una mente que corría al ritmo rápido de quién ha dejado todo atrás por un sueño. Sin embargo, ¿Cómo estaría tu madre? ¿Cual iba a ser su próximo movimiento? Puede que empezase clases de pilates, que se centrara en su trabajo o que de repente se le fuera la pinza y se decidiese a dar el paso a cumplir los sueños que un día sacrificó. Tras el éxito de su primera novela La librería de los finales felices, Katarina Bivald vuelve a escena con Déjate de chorradas y búscate una vida, en la que se adentra con humor en la historia de Anette que, cuando su hija Emma se va de casa, se encuentra con que sigue siendo madre soltera (aunque ya sin hija) y que finalmente es el momento de cumplir los deseos que se propuso con 18 años. Los primeros días son duros, vuelve a casa y  ya no hay un “mamá” que le sorprenda. Todos sus conocidos dicen que es el síndrome del nido vacío, que se pasa, que se busque un hobbie, que empiece a tener citas, que viaje y que vuelva a encontrar el amor (realmente nunca lo intentó). En una lectura fresca descubres todo lo que sucede en la cabeza de Anette, una mujer víctima de su género que tiene que luchar con todos sus tabúes para restablecer su vida cuando es el momento de dejar a su hija vivir la suya. Todo ello sin dramatizar, con mucho humor y con una sonrisa que se escapa con facilidad. Es bonito conocer un poco más sobre lo que implica la maternidad, es bonito volver a casa de vez en cuando y conocer todo sobre tu madre.

FOTO2

Desde muy joven trabajó como librera en un lugar en el que descubrió el amor por las letras y la literatura. Tanto que aún no ha decidido si le gustan más las personas o los libros. De hecho, en La librería de los finales felices descubrió que había una novela para cada persona, y que a veces los libros dicen de nosotros más de lo que creemos. En poco tiempo se volvió un fenómeno editorial. Nacida en Suecia en 1983, vive con su hermana en las afueras de Estocolmo en un piso lleno de estanterías repletas entre las que es fácil perderse y encontrar algo nuevo.

Coméntalo

comentarios