Fotografía CLEMENT PASCAL. Estilismo HALEY LOEWENTHAL.

No es ningún misterio ni fórmula no probada lo de sacar inspiración de otras décadas. Tan solo hace falta mirar hacia la temporada pasada (o la que viene pasando) para comprender que los noventa y los setenta están de vuelta. Sin embargo, Timo Weiland mira un pelín más hacia atrás. Tampoco mira hacia el medioevo, pero si a los años sesenta, época elegante y sofisticada para la moda masculina. Timo tampoco se queda solo allí, sino que va más allá. Se centra en Nueva York (ciudad cosmopolita y capital de moda) y la escena musical del momento. ¿Hace falta decir más? Los diseñadores Donna Kang, Alan Eckstein y, obviamente, Timo Weiland, han querido reinventar esa sastrería un tanto relajada a ritmo del free jazz. Con largos abrigos de doble abotonadura, pantalones de pinzas y colores otoñales, la marca ha sabido capturar el espíritu de la década agregando una pizca de juventud para los chicos de hoy.

2

3

5

Timo Weiland, han querido reinventar esa sastrería un tanto relajada a ritmo del free jazz. Con largos abrigos de doble abotonadura, pantalones de pinzas y colores otoñales, la marca ha sabido capturar el espíritu de la década agregando una pizca de juventud para los chicos de hoy.

6

7

8

4

Coméntalo

comentarios