1

Dicen que para saber lo que uno es, resulta indispensable tener claro “lo que uno no es”. De esta consecución de identidad forjada a base de minucioso descarte, surge una de las “marcas” que más podrían hacerte pensar sobre el presente y el futuro de la industria de la moda. El entrecomillado tiene su porqué. Ya de entrada, THISISNON aclara: “no somos una marca de moda”. Prefieren ubicar sus creaciones en un espectro de prendas atemporales, perfectamente confeccionadas y totalmente independientes de la moda y las tendencias. Toda una declaración de intenciones a un fashion world que resulta cada vez más frenético y apabullante. Un acertado manifiesto slow que se traduce en nuestro armario en prendas que desearías llevar temporada tras temporada, de Spring-Summer 16 a Fall-Winter 18, pasando por cápsulas y cruceros. Prendas cuyo objetivo futuro (cuidar los derechos humanos y los recursos del planeta rechazando la compra impulsiva) resulta tan atractivo como su inspiración pasada (desde la música de Erik Satie hasta la arquitectura de Peter Zumthor, las películas de Werner Herzog o las pinturas de Mark Rothko). Moda dedicada a personas más interesadas en ideas que en tendencias, con el “menos es más” por bandera y mucho camino por recorrer. Moda que no es moda: es estilo.

2
3
4
5
6
7
8
9

Coméntalo

comentarios