FOTO1

En pleno apogeo de la brillante primera temporada de Atlanta, The Get Down retorna a la parrilla (online, claro) con la intención de compensar los altibajos de su primera tanda de capítulos con un producto de mayor empaque, más equilibrado. Claro está, tal posibilidad sólo será posible si Baz Luhman encuentra reposo a sus ínfulas por dotar de un barroquismo grandilocuente a cada uno de los capítulos que integran la primera temporada. No cabe duda de que el sello implícito del director de Moulin Rouge es tan grande que su autoría transciende por encima de cualquier intento de enfocar hacia la realidad que se vivía en los barrios del Bronx de los años 70. Este mismo afluente argumental fue impulsado por el propio Luhrman, que a pesar de todos los tics derivados de su pulso maximalista, siempre contaba con el contrapeso del dinamismo aplicado, y en el que mucho tuvo que ver la cuidada selección musical de hip hop y música disco para el score de la serie.

A pesar de todos los debes contenidos en la primera vida de The Get Down, tampoco estamos ante un decepción tan devastadora como lo fue la fallida Vynil. Ni mucho menos. En todo caso, estamos ante la oportunidad de que el director aussie se redima de su tendencia natural al trazo de grotesco superficial y cartón-piedra que siempre ha aportado a cada una de sus películas. Y en este caso, su serie es como un gran borrador sobre le que está renaciendo mediante una selección de sus valores más plausibles y una redirección menos traumática de su hipérbole visual. Y eso que el presupuesto con el que contó para los 12 primeros episodios fue de 120 millones de dólares… Toda una invitación a dejarse llevar por sus demonios.

foto2

Para su segundo round, Luhrman ubica a sus marionetas, Books y Mylene, en pleno comienzo de 1978, un año básico en la constatación de la ortodoxia hip hop como un fenómeno que iba a empezar su trasvase de la calle a las grandes audiencias. Dentro de este entorno, Books y Mylene se encuentran en el epicentro de una revolución cultural y social de la que esperemos que Luhrman abogue con mayor claridad que excesos vacuos.

Netflix estrena hoy, 7 de abril, la segunda temporada de The Get Down.

Coméntalo

comentarios