Berlín es siempre garantía de calidad y aire fresco para el mundillo de la moda. En su pasarela desfilan diseñadores cuyos trabajos traspasan fronteras, rompen moldes y marcan el porvenir de las tendencias. Este es el caso de la alemana Franziska Michael, procedente de un pequeño pueblo en el centro del país germano y con una visión muy contemporánea del diseño. Tras mudarse a Berlín y graduarse en 2010 en ESMOD empezó creando desde su modesto atelier en el barrio de Kreuzberg. Ganadora del Premium Young Designers Award a la mejor línea femenina, sus colecciones hacen siempre muestra de su elegante concepción de la moda. Talento y clase a partes iguales Su propuesta para esta temporada es, sin más, una fantástica interpretación de la moda sport a través del minimalismo y la elegancia. La inspiración que la diseñadora toma como referencia surge del mundo del tenis que marcó su infancia en los noventa. Esa visión deportiva se convierte en la colección de Franziska Michael en la excusa perfecta para hacer de lo casual algo refinado al más puro estilo europeo. La pureza y la linealidad de los patrones, los prints de colores ácidos inspirados en los campos y pelotas de tenis, las viseras y las crocs, con calcetines como guinda del pastel, hacen de esta colección una exquisita propuesta de sobria modernidad.

Coméntalo

comentarios