Sweet Saba, firma de golosinas fundada por Maayan Zilberman. De pequeña, Maayan creció entre fogones en la cocina de su abuelo. Ya de adulta, ha pasado los últimos quince años de su vida en Nueva York, trabajando como directora cretiva en la industria de la lencería. Aunque sigue con su trabajo en la firma The Lake & Stars, ha fundado Sweet Saba, una empresa que se dedica a hacer golosinas blandas con formas de objetos cotidianos como relojes, pintalabios, cepillos de dientes o cassettes.

Coméntalo

comentarios