El próximo 22 de enero arranca una nueva edición del Sundance Film Festival 2015, baluarte de la producción independiente, y desde hace varios años uno de los certámenes más influyentes dentro y fuera del territorio norteamericano. El prestigio asociado a la etiqueta “Sundance” genera un importante volumen de negocio a su alrededor tal y como indican estas infografías. El paulatino crecimiento del festival de Robert Redford ha permitido que las producciones modestas de la camada indie entren en esquemas más industriales, tal y como señala la cuota Indie que los miembros de la Academia de Hollywood se reservan cada año para sus premios, este año cubierta con Whiplash, la gran triunfadora de la edición del 2014, y flamante candidata al Oscar a la mejor película. Centrados en la edición de hogaño, “Park City” albergará una cantidad abultada de películas, documentales, cortos, y piezas de videoarte de todos los rincones del mundo, aunque especialmente con acento estadounidense. Ante esa avalancha de títulos en su programación, hemos intentado rescatar lo más insoslayable.

 

Mistress America, de Noah Baumbach
Tras la entrañable Frances Ha, y la aún inédita aquí Mientras seamos jóvenes, uno de los heraldos más destacados del indie norteamericano actual, Noah Baumbach, se alía de nuevo con su actual pareja, la actriz Greta Gerwig, para mirar de deleitarnos de nuevo con una película con varias analogías con Frances Ha, más allá de los implicados, y de contar de nuevo con Gerwig como protagonista, parece que el choque entre sueños y realidad vuelve a estar incrustado en el material de la película.

 

The Wolfpack, de Crystal Moselle
La llama del documental permanece muy viva en cualquier edición de Sundance, y la de este año podría quedar marcada por el paso de esta producción que resigue las dificultades de seis hermanos adolescentes viviendo en un piso de protección oficial de NY y aislados de la sociedad por su padre. Para combatir ese enjaulamiento los chicos juegan a recrear sus películas favoritas, o lo que es lo mismo jugar con su único contacto con el mundo exterior.

 

Z for Zachariah, de Craig Zobel
Tras ganarse relativa atención con Compliance, el norteamericano Craig Zobel encara su segundo largometraje con este triángulo de amor, pasión y odio entre tres supervivientes que se encuentran en un mundo post-apocalíptico al borde de la extinción. Margot Robbie es la mujer, y Chris Pine y Chiwetel Ejiofor, los dos hombres que se enfrentarán por su atención.

 

Results, de Andrew Bujalski
También en competición entrará el nuevo dispositivo armado por Andrew Bujalski, uno de los abanderados del movimiento mumblecore, que sorprendió, para bien, con su última excentricidad, hace un par de años, Computer Chess. Ahora regresa con esta comedia romántica edificada alrededor de dos entrenadores (Guy Pearce y Cobie Smulders) que se verán arrojados al amor impulsados por las acciones de un nuevo y sano cliente, al que interpreta Giovanni Ribisi.

 

Ten Thousand Saints, de Robert Pulcini y Shari Springer Berman
La dupla detrás de American Splendor, el biopic del dibujante de cómics Harvey Pekar, prepara una nueva incursión en el largo adaptando la novela homónima que da nombre al título, y que sigue a tres chicos y a sus perdidos padres en el East Village de New York durante la era de los yuppies, el CBGB, y la transformación de Manhattan, que terminaría con los disturbios de Tomkins Square Park. Pulcini y Berman se rodean de un reparto de peso para hacer realidad el proyecto: Ethan Hawke, Asa Butterfield, Emily Mortimer, Julianne Nicholson, Hailee Steinfeld y Emile Hirsch.

Coméntalo

comentarios