No es la pluma de Shakespeare sino el hechizo de Martin Asbjørn lo que llenará de fantasías las noches más tórridas del año. Apartamos a un lado el refinado humor inglés para hacer hueco al talento danés en lo que a crear moda atemporal se refiere. Desde Copenhague llega esta propuesta tan audaz como sensual, inspirada en la década de los 60 y con vocación tan luxury como sportiva. Por el día, reminiscencias náuticas y un aura “retro poolside” dan forma a looks relajados a caballo entre la estética piscinera y la sastrería moderna. Sin embargo, al caer la noche, el negro tiñe chaquetas, bombers y shorts de piel para brillar en la oscuridad sin fosforescente. Aquí las primeras pistas visuales de un sueño del que nunca querrás despertar…

Coméntalo

comentarios