“SOLO LOS AMANTES SOBREVIVEN”, Jim Jarmusch
Romanticismo vampírico; nocturnidad y eternidad; cultura y estética Boho-chic
Estados Unidos. Estreno 13 de junio

Antes del amanecer

¿Qué es lo peor que te puede pasar si te topas con un vampiro? Si nos ceñimos a la propuesta vampírica de lo último de Jim Jarmusch, no temas por tu vida, si acaso, te pegarán algo de cultura pop-ular. Ambientada en un Detroit y Tánger, románticamente desoladas, un músico underground (Tom Hiddleston, el villano Loki en “Thor” de Kenneth Branagh, papel que retomaría en “Los Vengadores” de Marvel), profundamente deprimido por la dirección que han tomado los actos de la Humanidad (a los que denomina: zombies), se reúne con su dura y enigmática amante, Tilda Swinton. Dos vampiros eternos con nombre bíblicos: Adam y Eva. Su historia de amor ha prevalecido al menos varios siglos, pero su libertino idilio es pronto interrumpido por la aparición de la salvaje e incontrolable hermana menor de Eva (una sedienta Mia Wasikowska).

 

En la realidad del siglo XXI, un mordisco al cuello de un desconocido sería temerario y retrógrado, y es que los tiempos actuales no encajan para el vampiro de antaño. Y ya si eres moderno, hay que guardar las formas y seguir con el postureo. Bien aprendidos en moverse entre las sombras de la oscuridad, los dos extraordinarios forasteros tendrán tiempo de sobra, en lo que dura la noche, en observar sus rutinas, analizar sus logros, fracasos, sus anhelos y alimentarse de polos de sangre al ritmo de una sugerente BSO. ¿Podrán estos sabios pero frágiles no-humanos seguir existiendo en un mundo cada vez más moderno que además se desmorona a su alrededor? La respuesta está en una sala tan oscura (de cine) como la misma noche (eterna).

MUST WATCH

Ideal para: Aquellos que prefieren la noche al día; para canallas, suicidas, y románticos; emos y góticos; asqueados por un “no sé sabe qué”; para los que consultan el calendario lunar; para sofisticados y sensibles que disfruten con los ejercicios de estilo.

Llévate a: A ese amigo existencialista que todo lo eleva a la categoría de filosofía para sobrevivir; a todo aquel que tema a la muerte y siempre haya soñado con ser inmortal; a todo ser resabido que te rodee para que se reafirme bien a gusto cuando reconozca todas las referencias de la película.

Te gustará si: Si te va el look pálido y el sol te provoca alergia; si eres algo pretencioso y pedante (lo justo y necesario); si te encantó “La insoportable levada del ser” de Milan Kundera.

Videoteca de parecidos razonables: El vampirismo nunca pasará de moda. Desde la iniciática “Nosferatu”, al clásico con Bela Lugosi, las románticas/eróticas “Drácula” (de Francis Ford Coppola, y una de las mejores adaptaciones de la novela de Stoker) y “Entrevista con el vampiro” (con Pitt, Cruise, Banderas, Slater y Dunst), pasando por la gamberra “Abierto hasta el amanecer” de Robert Rodríguez, o los chupasangres de Polanski en “El baile de los vampiros”. Más criaturas nocturnas en la generacional “Jóvenes Ocultos”, la sueca “Déjame entrar” (con su posterior remake americano) o el blockbuster literario y cinematográfico “Crepúsculo” y sus eclipses y amaneceres. El legendario Drácula ha tenido hasta sus parodias con Leslie Nielsen (“Drácula, un muerto muy contento y feliz”) y con Chiquito de la Calzada (“Brácula: Condemor II”). Incluso la directora de “Fuera de Onda”, Amy Heckerling, se ha animado a ponerle colmillos a Alicia Silverstone en “Vamps”, comedia que vuelve a plantear el clásico dilema vampírico entre la inmortalidad y el amor verdadero, y que apenas ha conseguido morder al público al pasar bastante desapercibida muy lejos de su noventero éxito con esa radiografía de la juventud pija (actualización de la “Emma” de Jane Austen). Y mención especial para esos vampiros emocionales sin colmillos de “Las reglas del juego” y “Los confidentes” que te chupan todo lo que llevas dentro.

Filmografía selecta de Jim Jarmusch: Único e inimitable, considerado desde hace tiempo una figura seminal del cine independiente americano. Sus películas son a menudo destacadas por su trascendente minimalismo y su enfoque nuevo y original sobre aquellos géneros tradicionales como el western, la road movie o las historias de detectives. “Permanent Vacation” (1980) fue su primera película, a la que le seguirían: “Extraños en el paraíso” (1984), “Bajo el peso de la ley” (1986), “Mystery Train” (1989), “Una noche en la Tierra” (1991), “Dead Man” (1995) y “Ghost Dog, el camino del samurái” (1999). En el 2003 lanzó “Coffee and Cigarettes”, aclamada por los críticos, y dos años más tarde, “Flores Rotas” con Bill Murray como un Don Juan algo pasado de rosca y de edad. “Los límites del control” (2009) ha sido su última obra hasta la aparición de Lady Vamp Tilda Swinton y sus acólitos.

MUST: Los vampiros de Jarmusch le hincaron el diente al Gran Premio del Jurado y al Premio de la Crítica en el pasado Festival de Sitges. Por su fotografía, luces de la noche por el francés Yorick Le Saux. Por su ecléctica BSO: rock psicodélico, sonidos árabes, blues con funk, y bailes varios de la Swinton. Porque huye de las convenciones del subgénero vampírico (apenas una bala de madera y unas estacas para “otros usos”) y lo actualiza/moderniza. Por su cuarteto de criaturas nocturnas: Tilda Swinton, Tom Hiddleston, Mia Wasikowska y John Hurt. Porque eleva el vampirismo… de la tribu urbana a corriente filosófica y estilo (cool) de vida (nocturna). Porque ser vampiro “mola” más que nunca.

“¿Cómo has podido vivir tanto tiempo y seguir sin entenderlo?”
La experiencia no es un grado para Adam: vampiro eterno y atractivo pero, insatisfecho crónico.

Trailer Oficial Subtitulado en Español

Coméntalo

comentarios