1

En pleno epicentro estival, pero con el próximo otoño en el punto de mira en lo que a conjeturar la moda que anhelamos se refiere, ¿qué temas encontramos en el candelero? No recomendamos hacer tan poco acotada pregunta al monstruo de Twitter y su caja de topics; las consecuencias serían devastadoras. Cierto, imposible delimitar todo lo que es “in”, pero sencillo saber de un vistazo que no hay una sola referencia en la colección masculina de J.W. Anderson para la temporada FW17/18 que se quede “out”. Empezando por el boom croché, que hizo mella en varios de sus looks al mismo tiempo que copa cada vez más cuota del sector más cool de los hobbies. No conforme con ello, el diseñador norirlandés consiguió darle un plus de actualidad a esta noble técnica recientemente apadrinada por la ola artesanal del DIY en tiempos 2.0: los dibujos de colores que dejan ver los apliques de ganchillo recuerdan de alguna manera a la paleta de apps que muestra la pantalla de nuestro smartphone. Freaky, geek… y lo que quieras pero, si Anderson lo hace, que esta idea acabe convirtiéndose en súper ventas es sólo cuestión de poco tiempo. Continuamos con otro de sus highlights para la temporada entrante: la inspiración medieval, que cala en los estampados de los jeans y hasta da forma a alguna silueta algo más complicada. Paralelamente, el medievo llevado a la ficción más viral de todos los tiempos, Juego de Tronos, vive un nuevo episodio de fervor a causa del estreno de su séptima temporada. Por último, las referencias a la obra de David Hockney (¿alguna vez no ha estado de moda Hockney?) en los prints más arty de la colección llegan en el mejor momento. El artista celebra este verano su 80 cumpleaños y son varios los museos y seguidores que hacen honor a su fructífera carrera divulgando sus creaciones. Tres puntos que no hacen sino confirmar lo que ya sabíamos antes de que este particular Rey Midas de la moda pusiera un pie en Loewe: su innegable talento para transformar en oro (o tendencia de valor áureo) todo lo que toca. Tras el exitazo de otros affaires comerciales en clave colaborativa con marcas como Topshop, su colección para Uniqlo (que verá la luz este mes de septiembre) tiene todas las papeletas para convertirse en un hitazo de envergadura. ¿Su fórmula de éxito? Como la de la Coca-Cola, se desconoce pero se intuye. Todo pasa por saber mezclar como nadie la inspiración de pulso millennial con su siempre fiel discurso estético a base de volúmenes y proporciones dispares, un punto femenino y una pizca de rollito cozy.

2

3

4

Imposible delimitar todo lo que es “in”, pero sencillo saber de un vistazo que no hay una sola referencia en la colección masculina de J.W. Anderson para la temporada FW17/18 que se quede “out”: desde el croché y la inspiración medieval hasta las reminiscencias arty.

5

6

7

Coméntalo

comentarios