6GORKAOTXOA

Fotografía MARÍA DE MIGUEL ALTISENT. Estilismo JOSÉ LUPA. Maquillaje y peluquería AITOR RODILLAS RODRÍGUEZ (Corta Cabeza Creative Team). Asistente de estilismo JAVIER BORATTO

Relaciones. Ese concepto abstracto que nos trae de cabeza, que en la misma proporción nos crea (y nos cría) laberintos de mariposas en el estómago y produce cascadas de lágrimas en nuestra almohada. Historias para no dormir que se tatúan como marcas de agua permanentes y que son capaces de levantar suspiros y pasiones a partes iguales. De pagar Fantas a raudales con la aspiración de encontrar un amor mejor al que tenía, a prendarse de cada fémina que roza su espacio vital en el planeta en el que Los Miércoles No Existen. Gorka Otxoa nos cuenta la experiencia de meterse en César, uno de los protas de la última peli de Peris Romano. Amigos, cuernos, desengaños, aventuras, príncipes azules, ranas con cara de apuestos caballeros, mentiras o verdades demasiado bonitas para ser verdades. Hablamos de la película Los Miércoles No Existen. También de la vida.

5GORKAOTXOA

Una camiseta gris de manga corta y unos vaqueros. Gorka Otxoa no necesita mucho más para sobresalir entre la multitud. Entra y se presenta con un abrazo y una media sonrisa, como si nos conociera de siempre. Su peculiar encanto vasco nos descubre a un chico sencillo, tranquilo y reservado que, mediante un exquisito humor irónico, nos va dejando entrar en él poco a poco conquistando(nos) de la misma manera que la fuerza de la gravedad nos une al suelo. Ha llegado el momento. Pasamos el testigo a sus palabras.

¿Cómo eras de peque?
Lo normal, un poco traviesillo y charlatán en clase. Jugaba mucho en la calle y no veía casi nada la tele.

¿Qué queda de ti de aquellos años?
Ese payasito travieso no se ha ido. Mi padre se compró una camarita y tengo toda mi infancia grabada. Es una gozada, la verdad que se lo agradezco mucho. En los vídeos siempre se me ve haciendo tonterías a la cámara, supongo que algo de eso se me ha quedado. (Risas)

¿Dirías que fue en este momento cuando nació tu pasión por la interpretación?
Puede ser. Creo que fue mi padre el que estimuló esta pasión.

Has estudiado Psicología también. ¿Crees que te ha servido para poder meterte mejor en el cerebro de tus personajes?
Para entender procesos, míos por un lado y de los personajes por otro, lo he aprovechado sin duda. Sin ir más lejos, he hecho cursos de psicología y cursos de interpretación que incluían los mismos ejercicios. Al final trabajo con las emociones y con las caretas que todos nos ponemos en la vida, caretas que hay que quitarse para poder actuar y que nos volvemos a poner para actuar de otra manera. Se trata de trabajar las emociones y el control de ellas, asunto indispensable para la vida.

Uno de los programas cómicos de televisión con los que mucha gente te empezó a conocer fue el programa cómico Vaya Semanita. ¿Cómo recuerdas esta etapa de tu vida?
Antes de esto ya había hecho varias cosas. A los 16 años empecé con un par de capítulos para una serie de la ETB que se llamaba Puré de Familia, y al año me llamaron para hacer Goenkale, una serie diaria que se ha estado emitiendo hasta hace poco. Luego empecé con teatro y un tiempo después llegó Vaya Semanita. Era un programa muy arriesgado y conseguimos que gustara desde una punta a otra del espectro sociopolítico, un milagro en aquellos tiempos, mucho más duros que los de ahora. Llegamos a muchísima gente. Lo normal era que te encasillaran en un bando o en otro pero los guionistas y el director acertaron en hacer humor con todo, el objetivo era el humor absoluto. Sacamos temas que nunca se habían tratado en Euskadi pero que a la gente le apetecía desdramatizar porque todo entra mejor con la comedia. Fue como un fenómeno social, la gente quedaba para ver el programa, en los trabajos todo el mundo lo comentaba… Fue una experiencia que perdurará para siempre, de hecho ya se encarga la TDT de seguir repitiendo los programas. (Risas)

¿Crees que a través de la comedia se puede tocar cualquier tipo de tema?
Sin duda, este programa fue una prueba. Desde temas escabrosos hasta asuntos tan dramáticos como que, según dicen, en Euskadi no se folla. (Risas)                    

¿Eso es cierto?
Algo de verdad hay por ahí. Allí no se liga, sólo lo consiguen los foráneos que son muy exóticos.

1GORKAOTXOA

 

ACERCA DE GORKA OTXOA

Gorka Otxoa nació en Donostia hace 36 años. Su idilio con la pequeña pantalla comenzó con dieciséis en las series Puré de Familia y Goenkale. El curso natural de las cosas le hizo convertirse en una de las caras de Vaya Semanita, el programa de humor que hizo que su nombre se empezara a escuchar fuera de las fronteras vascas. Conocido por dar vida al Pagafantas de Chemita o a Tomas Mariño de Lobos de Arga, entre otros inolvidables personajes, vuelve a la gran pantalla con César, uno de los protas de la comedia coral Los Miércoles no Existen. También podrás verle en la serie Velvet, entre otros muchos proyectos que tiene entre manos.

2GORKAOTXOA

¿Cuál es el secreto de que te toquen casi siempre personajes con los que acabamos a carcajada limpia?
He hecho muchas más cosas, por ejemplo mi personaje de Águila Roja no tiene nada de comedia, y el de Velvet tampoco tiene mucho. Supongo que será porque a la gente le gusta mi vis cómica, aunque nunca son personajes cómicos puros, siempre tienen algún momento de drama. Desde el Pagafantas de Chemita, a César de Los Miércoles No existen, todos ellos cuentan “dramedias”. Me gusta trabajar desde la verdad. Hay situaciones en las que la gente se ríe y a otros no les hace ni puñetera gracia porque lo ven como un momento dramático. El humor por el humor no me gusta mucho pero me encanta estar en esa línea entre la comedia y el drama.

¿Fuera de las pantallas la gente se ríe mucho contigo?
Sólo cuando tengo confianza porque soy el típico vasco. Al principio soy reservado y tranquilo pero cuando me siento en confianza soy algo más payaso. Cuento los chistes fatal. Hay gente que me para por la calle para que les cuente alguno pero no sé hacerlo.

Tornemos los papeles, ¿qué o quién te hace a ti reír sin parar?
Ricky Gervais. Este actor inglés juega en esa línea entre la vergüenza ajena y la pena. Me parece uno de los cómicos más grandes del mundo porque me encanta ese humor de perdedor absoluto.

La película Los Miércoles No Existen nos demuestra que siempre hay un día de la semana en el que no vale arrepentirse de nada. ¿Cuál es ese día para ti?
Ese día de la semana se refiere a una historia real del director, le pasaba algo muy curioso todos los miércoles que se explica en la película. A mí no me pasa nada de eso, nunca sé qué me va a deparar el día.

¿Eres de los que se arrepienten por hacer algo o de los que se arrepienten por no haberlo hecho?
Ni una ni otra. En la vida y en este trabajo nunca se sabe qué es malo y qué es bueno. Imagínate que te cogen en un curro, es algo positivo, pero ponte en la situación de que no te cogen y más tarde te cogen en otro mejor. Siempre hago caso a lo que me pide el corazón y no me suelo arrepentir de mis decisiones. No vale de mucho “jamarse el tarro” porque la mayoría de las cosas no están en nuestra mano.

¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar con Peris Romano y el resto del equipo?
A Peris le conozco desde el primer año que llegué a Madrid y nos hicimos muy amigos. Un día cenando con él vimos la posibilidad de hacer del guión una obra de teatro para que llegara a productores y hubiese posibilidad de hacer una peli. En ese momento arrancamos con el proyecto y todos los actores que participamos quisimos sacarlo adelante cobrando muy poco. Peris es alguien muy cercano, en casi todos sus proyectos piensa en mí. Respecto al resto del equipo, a algunos ya los conocía y a otros no, pero acabamos convirtiéndonos en una familia. Noriega, Inma Cuesta, Andrea Duro… y William Miller con el que había trabajado mucho.

William y tú os compenetráis a la perfección en la película. Sois como el yin y el yang, el “portero de discoteca de los noventa” y el romanticón.
Es una relación curiosa. Creo que hay relaciones de amistad o de pareja que se mantienen por inercia. Suele pasar que dos personas se conocen desde pequeños y van tirando para adelante pero tienen caracteres totalmente opuestos y nada tiene ningún sentido. Hay un momento que mi personaje explota y experimenta un giro hacia Hugo (William Miller), claro ejemplo de lo que puede pasar entre dos colegas que tienen poco en común y uno está hasta el gorro del otro porque el otro es un aprovechado… De eso habla la película, de relaciones extrañas, del amor, del desamor, de los cuernos y de las amistades.

¿Piensas que una relación de dos personas con caracteres tan opuestos tiene algún futuro?
Habrá algunos casos en los que se de la vuelta a la tortilla y salga bien, pero la peli no habla de esas relaciones sino de aquellas que no tienen ningún sentido y se rompen. No pasa nada, las relaciones se rompen y nacen en paralelo. Va por fases, conoces a otros amigos y a otras parejas, es ley de vida.

¿Compartes algo con César, tu enamoradizo personaje?
Somos buenos tíos. Yo también tengo su toque romanticón pero no en esa medida porque él hace cosas que yo no haría nunca.

3GORKAOTXOA

 

¿Cómo está siendo la experiencia de trabajar en una serie de época como Velvet?
Un reto nuevo muy interesante. Es una gozada irte a los años 50 con esas ropas a medida y esos decorados, irte a un mundo tan lejano y diferente de la realidad en la que vivimos.

Son muchos los que se sintieron identificados con el Pagafantas de Chemita. ¿Gorka Otxoa ha pagado muchas Fantas o consigue siempre lo que se propone?
Ninguna de las dos. (Risas) Como vasco que soy he pagado muy pocas porque ni me he arriesgado. Alguna habré pagado pero no tanto como el pobre Chemita, que las tiene todas. Por miedo al rechazo los vascos arriesgamos poco.

Tienes más de 60K de seguidores en Twitter ¿Cuál es tu gancho?
Me expreso bastante respecto a la situación sociopolítica, no soy de contar mi vida. Ese tiene que ser el gancho porque es básicamente para lo que utilizo Twitter. Es una herramienta muy válida para informarnos y poder opinar. Creo que es necesaria para que haya más alternativas aparte de los medios tradicionales.

¿Cómo expresarías, en más o menos 140 caracteres, tu opinión respecto a la situación actual del oficio de actor en nuestro país?
Gente con mucha ilusión y talento intenta llegar hacia adelante a pesar del intento de asesinato de nuestro gremio a través del impuesto del 21% del IVA. Creo que eso son dos tuits. (Risas)

¿Lo mejor y lo peor del oficio de actor?
Lo peor es que te conozcan tanto, no tienes intimidad. Me encanta viajar por todo el mundo pero en cualquier sitio te puede estar mirando alguien que te conoce y, de alguna manera, no eres libre. Lo bueno es la cantidad de gente que he conocido ya que cada proyecto puede estar formado por unas sesenta personas. Otra cosa buena es que trabajas en proyectos muy diferentes. No me gustaría trabajar en algo donde siempre tuviera que hacer lo mismo.

¿Qué no puede faltar en tu armario independientemente de la temporada que sea?
Para empezar, calzoncillos. (Risas) Soy muy de camisetas y vaqueros en cualquier época del año, no arriesgo mucho.

¡Eres poco arriesgado en todos los sentidos!
Soy vasco, tranquilito. En la ropa no soy un mega moderno.

¿Peli, libro y disco que no faltan en tu estantería?
Kill Bill, La mujer habitada y Searching for Sugar Man.

¿En qué estás trabajando ahora mismo?
Voy a estar en Velvet un par de temporadas y he participado en tres capítulos de Águila Roja. Estreno Los Miércoles No Existen. También este mes empiezo a rodar Ranas, un largometraje en Euskera y tengo otro proyecto de teatro en Donostia, que será la capital cultural europea del próximo año.

4GORKAOTXOA

 

LOS MIÉRCOLES NO EXISTEN

O sí. Quizá sea el día de la semana que más cosas ocurren. Los protas de esta comedia coral viven, experimentan, juegan y sienten a flor de piel los efectos secundarios de esa locura socialmente aceptada que es el amor. Chica conoce a chico que sigue enamorado de chica que queda con un chico que engaña a su chica. En definitiva, un lío de camas que explora el magnético universo de las relaciones humanas. Love is in the air…

Coméntalo

comentarios