De arriba a abajo y de izquierda a derecha, imagen de Lovesick, Looking, Rick y Morty y Broad City.
De arriba a abajo y de izquierda a derecha, imagen de Lovesick, Looking, Rick y Morty y Broad City.

Hace un calor de mil demonios, la playa nos llama y nosotros respondemos rápidamente a su canto de sirena… Pero primero, tenemos que hacer el trayecto. Tomamos asiento y nos preguntamos cómo vamos a combatir el aburrimiento, una serie parece una buena idea, ¿pero cuál? Hemos seleccionado cuatro propuestas ligeras con capítulos de menos de media hora que seguro que harán tu viaje mucho más ameno.Tenemos para todos los gustos: comedias absurdas o con un humor más serio, románticas o con un punto de drama; lo único que tienen en común es que sus capítulos duran menos de treinta minutos. Toma nota de nuestras series recomendadas. 

 

BROAD CITY

Estamos acostumbrados a esas series ambientadas en la Gran Ciudad en las que todos los personajes son exitosos, envidiables y con una suerte que parece de otro mundo. Las protagonistas de esta sitcom, Ilana y Abbi, son todo lo contrario, dos perdedoras con una gran capacidad para meterse en líos y hacer el ridículo.

Fotograma de Broad City.
Fotograma de Broad City.

Las aventuras con finales felices y protagonistas perfectos están bien para los cuentos de hadas pero, cuando crecemos, muchas veces, lo que nos pide el cuerpo es una dosis de realidad. Seamos sinceros, si bien Broad City tiene un punto de exageración y surrealismo que roza la parodia, la mayoría de los que tenemos “veinti-algo” o “treinta-y-poco” nos parecemos más a sus protagonistas que a los de Friends o Cómo conocí a vuestra madre. Abbi (Abbi Jacobson) consigue malvivir en Nueva York trabajando duro como limpiadora en un gimnasio en el que es ninguneada. Mientras, sueña con llegar a impartir alguna clase o que su carrera como ilustradora sea reconocida. Ilana (Ilana Glazer) está en el punto opuesto, “trabaja” como teleoperadora, aunque en realidad malgasta sus horas laborales hablando por teléfono, durmiendo ante la vista de todos o sencillamente ausentándose sin avisar a nadie. El contraste entre las personalidades de las protagonistas le da un empujón a la serie, que se complementa con grandes dosis de sarcasmo y exageraciones, logrando un humor gamberro que se queda en el punto justo entre lo sorprendente y lo grotesco. Broad City es la parodia perfecta de la vida de un millenial cualquiera. A lo largo de sus tres temporadas -a espera de una cuarta- se te escapará alguna sonrisa o carcajada al descubrir a las protagonistas en una situación de lo más familiar, aunque posiblemente ellas no reaccionarán de la misma forma.

Todos los capítulos de Broad City están disponibles en #0
Actualmente en emisión en Comedy Central.

 

RICK Y MORTY

Hace tiempo que desechamos la idea de que las series de animación tienen que ser para niños. Las referencias a la física y la filosofía, las palabrotas sin censurar y los comentarios subidos de tono de la creación de Justin Roiland y Dan Harmon son una prueba más de ello.

Imagen de Rick y Mort.
Imagen de Rick y Mort.

El punto de partida de esta serie no podía ser más simple, Morty es un adolescente demasiado influenciable y Rick, su abuelo, es un científico loco con problemas con el alcohol. Juntos viven mil y una aventuras por culpa de la ineptitud de uno y la brillantez desequilibrada del otro. Durante tres temporadas -la tercera actualmente en emisión-, podemos ver a estos personajes, que nacieron como una parodia de Marty y Doc de Regreso al Futuro, viajar por universos paralelos, conocer a criaturas de planetas recónditos, casi destruir la Tierra una y otra vez y, también, en su vida doméstica. El valor de esta serie recae en la solidez de sus guiones y en la buena construcción de unos argumentos que no dejan ningún cabo suelo a pesar del contexto surrealista en el que se desarrollan. Rick y Morty está pensada para satisfacer tanto a aquellos que disfrutan con el humor negro y el surrealismo como a los que buscan algo más allá de la risa. Sus referencias a la filosofía, la ciencia o la historia pueden dejarte pensando o, si lo prefieres, puedes desconectar y quedarte con los chistes. Aunque, sin lugar a dudas, merece la pena darle una oportunidad.

Todos los capítulos de Rick y Morty están disponibles en Netflix y sólo en versión original en Adultswim.
Actualmente en emisión en TNT España.

 

LOVESICK

En 2014, el final de Cómo conocí a vuestra madre dejó un agujero en el corazón y en las series de cabecera de miles de personas. La propuesta de Channel 4, emitida globalmente por Netflix, apunta maneras para convertirse en el parche perfecto.

Fotograma de Lovesick.
Fotograma de Lovesick.

Lovesick se traduce como “enfermo de amor” y en esta serie, que actualmente cuenta con dos temporadas, se exprime al máximo el significado de la palabra. Metafóricamente, porque el eje central es una historia romántica, y porque el protagonista está “enfermo de amor”, literalmente. Dicho de una forma menos sutil, la historia arranca cuando a Dylan (Johnny Flynn) le detectan una ETS y decide que tiene que avisar a todas las chicas con las que se ha acostado a lo largo de su vida. En ese momento arranca una experiencia narrativa de lo más original que intercala el presente con flashbacks a diferentes puntos del pasado en los que siempre están presentes los otros dos personajes principales de la serie, Evie (Antonia Thomas) y Luke (Daniel Ings), roomies y amigos inseparables del protagonista. En cada capítulo conocemos la relación de Dylan con una chica –ordenadas de forma alfabética- y cómo terminó. A la vez podremos ver cómo entre Evie y Dylan existe un amor que a ambos les causa confusión y nunca encuentra el momento perfecto. En el presente Evie está a punto de casarse, ¿será demasiado tarde?

Todos los capítulos de Lovesick están disponibles en Netflix.
Primera temporada disponible en iTunes, Google Play y Amazon Prime Video.

 

LOOKING

Una de esas series que, a pesar de haber durado tan sólo dos temporadas, merece la pena ver. Looking conquista por su sencillez, trata sobre un grupo de amigos y sus incursiones en la vida adulta. Capítulos de veinte minutos en los que el eje es una conversación o un paseo por las calles de San Francisco.

Fotograma de Looking.
Fotograma de Looking.

La confianza de moverse entre los amigos de toda la vida, la emoción de estar conociendo a alguien nuevo, querer ascender en el trabajo o no conformarse con lo que te ofrece la vida en este momento. Looking se centraba en las cosas cotidianas, no había grandes tramas o giros inesperados. Quisieron catalogarla como la versión queer de Sexo en Nueva York o Girls, pero esa no era la pretensión de sus creadores y ahí radica su valor. Looking no buscaba ser “la serie gay”, simplemente contaba las vivencias de un grupo de amigos y sus reflexiones sobre la vida, el amor y las relaciones. Durante dieciocho episodios y una bien merecida película de despedida pudimos seguir el desarrollo personal de Patrick (Jonathan Groff), Agustín (Frankie J. Álvarez) y Dominic (Murray Barlett), el cómo abandonaron el nido, se enfrentaron a la vida adulta y consiguieron exprimirla al máximo.

Todos los capítulos y la película de Looking están disponibles en HBO.

Coméntalo

comentarios