Misterio. Esa es la mejor palabra que define los collages del estadounidense Scott Neff. Recibir ciento de imágenes al día es la tónica habitual, si nos llega alguna que nos impacte y nos deje sin aliento, seremos afortunados y, si además, esta imagen es única y hay que indagar y escarbar para poder llegar a su origen y al artista creador, mejor que mejor. Este es el caso de Scott Neff.
Este artista plástico lleva desde 1999 trabajando en sus collages, ya hacía collages antes de que existiera Photoshop y, cada uno de ellos es una obra imperfecta perfectamente creada para trasladarte a un multiverso, entre bizarro, pop y post–pop que nos evade y nos introduce a una historia distinta cada vez. Comenzó con sus creaciones al mismo tiempo que trabajaba de diseñador gráfico en el que, gracias a ese puesto, comenzó a entender la importancia de crear un lenguaje completo y complejo de una forma únicamente visual. Sin darle importancia a la estética, este hombre es un esteta absoluto al combinar personajes, historias, estilos e influencias de una forma, aparentemente inconexa, que crean piezas únicas y con mucho sentido del humor. Aunque su plataforma principal es Tumblr, no os llevéis a engaño, es un creador de piezas old school, de tijera y papel e incluso ha publicado un libro con todas sus obras realizadas desde 1999 hasta 2010: Scott Neff – Collage Werks 1999–2010. Y si queréis un pedacito del imaginario de Scott Neff, ya sea en vuestra estantería o como funda del iPhone, podéis comprarlo aquí.

 

Coméntalo

comentarios