Desde tierras italianas nos llega el explosivo trabajo de la firma de joyería Schield. Su apuesta por el diseño de calidad y artesano se mezcla con una identidad repleta de fuerza que mezcla las influencias más ostentosas de la moda con grandes dosis de humor. Hablamos con Diego Díaz Marín, cofundador y encargado de la irreverente imagen de la firma, para conocer un poco mejor ese universo suyo al que él y el diseñador Roberto Ferlito han dado vida.

Ambos venís del mismo campo pero en disciplinas diferentes, por un lado diseño y por el otro fotografía. ¿Cómo surgió la idea de empezar a trabajar juntos?
Roberto ya trabajaba diseñando joyas desde hacía muchos años y buscaba a alguien para hacer la primera campaña publicitaria de Schield, así fue como empecé a trabajar en moda y el caso es que decidí quedarme. (Risas…)

Y dime… ¿Por qué joyas? ¿Qué hay en estos accesorios que os empujara a trabajar en este campo?
Roberto ya trabajaba diseñando las joyas para Roberto Cavalli, por eso empezamos en este sector, ya que en realidad en Schield quien diseña es Roberto, pero tenemos como planes de futuro ampliar la marca y empezar a hacer otros accesorios como bolsos o zapatos.
De hecho hemos lanzado un libro visual llamado Doubleview que representa a la perfección nuestro mundo en imágenes.

Vuestras colecciones están repletas de humor y descaro ¿Cómo definís el estilo de Schield?
Schield es muy como nosotros mismos, es un espejo de nuestra personalidad, serios pero irónicos al mismo tiempo…, aunque la marca va creciendo al mismo tiempo que lo hacemos nosotros. El estilo Schield es algo en constante cambio que busca una mujer elegante, muy segura de ella misma y siempre con un toque de humor. Digamos que la misma filosofía sirve tanto para las joyas de Roberto como para mis fotografías.

Vuestro background parece repleto de referentes que van del surrealismo a la cultura pop. ¿Quién es para vosotros una referencia a nivel creativo? ¿Dónde encontráis la inspiración para vuestras colecciones?
La inspiración de cada colección se encuentra en los lugares mas insospechados, es algo muy espontáneo para nosotros. Nuestros referentes a nivel creativo son un mix entre Carine Roitfeld y Pedro Almodóvar.

¡Una combinación explosiva! Además de vuestro poder estético, la calidad es sin duda una constante en Schield… ¿Cómo trabajáis vuestras piezas?
Como bien dices la calidad es muy importante para nosotros. Todo ello es mérito de nuestro equipo de escultores y artesanos que tratan cada pieza como si fuera única. Apostamos por un diseño de calidad no sólo en cuanto a imagen sino también en cuanto a los acabados.   

El mercado de la joyería ha encontrado un gran impulso en la cultura hipster aunque vuestro trabajo parece más vinculado al mundo de la moda y el lujo. ¿Para quién diseña Schield? ¿Quién es vuestro target potencial?
Si que es verdad que nuestro producto está muy vinculado al mundo de la moda y el lujo pero Schield se dirige a todas las mujeres seguras de sí mismas, que no tienen miedo a mostrarse como son, aunque a veces eso suponga ser políticamente incorrecta.

Imagino que dentro de vuestra amplia colección tenéis alguna pieza predilecta…¿ Hay alguna de la que os sintáis especialmente orgullosos o que tenga una bonita historia detrás?
Cada colección tiene sus predilectos (risas…) En esta nueva la pieza que más nos gusta son los pendientes “Cyborg” que son como una extensión de la propia oreja.

Además de vuestros diseños ponéis mucho empeño en desarrollar una imagen elegante y sofisticada que hable de vuestra identidad como creativos. ¿Cómo planteáis vuestro trabajo de imagen y comunicación? ¿Qué otros proyectos van de la mano de Schield?
Para nosotros la imagen es una parte tan importante como el diseño. Creemos que una marca tiene que tener su propia personalidad y transmitir un sentimiento o una historia en concreto. Es por eso que Roberto diseña las joyas y yo me ocupo de la parte más vinculada a imagen y fotografía. Como estamos siempre juntos, los dos mundos se confunden y compenetran con mucha facilidad. Como te comentaba antes, hemos creado un libro que saldrá cada año donde se pueden ver imágenes que ayudan a entender el mundo Schield.

Y para acabar…¿Qué esperáis de este 2015? ¿Qué proyectos u objetivos tenéis por delante?
Nuestro proyecto mas cercano e importante es mudarnos a París y establecer allí la firma.

Coméntalo

comentarios