De vez en cuando, y más de “en cuando que de en vez”, damos rienda suelta a nuestros antojos, esos pequeños placeres que nos hacen ver la vida color de rosa. Bueno, en este caso naranja, aunque sólo en cuanto a la pasarela se refiere, porque Baartmans and Siegel mantienen un perfil bajo cuando se trata del colorido de sus prendas. Sin embargo, no por eso son menos apetitosas las propuestas para este invierno 2015. El dúo detrás de esta firma no se aleja de su establecida elegancia relaxed pero se enfoca en siluetas refinadas, detalles sublimes y exquisitas texturas. ¡Es la opulencia reinventada! La visual ecléctica que emana de esta colección (gracias a la yuxtaposición de piezas sportivas con otras de origen bastante más clásico) lleva consigo una calidez tanto emocional como física que nos mantendrá abrigados a fuerza de chaquetas, americanas y similares. Pero quizás lo más significativo es el subliminal mensaje detrás del diseño, el cual busca envolver esa chispa de juventud y encender el deseo de vitalidad… ¡Sobre todo en el momento en que nos demos un capricho!

Coméntalo

comentarios