Coco De Mer, marca británica de lencería de lujo, ha lanzado hoy este vídeo “anti San Valentín” con el objetivo de tirar por tierra algunos de los hábitos y clichés asociados desde el pleistoceno a las celebraciones en torno al 14 de febrero. Para ello se ha juntado con un team admirable: tras el objetivo, nadie como Rankin para plasmar con elegancia la sexualidad del mensaje; y frente a el, todo un icono de liberación sexual, la inimitable Pamela Anderson (embajadora global de la marca). Con este film, Coco De Mer propone animar a ellas a tomar el control, alumbrando el que, por suerte, es ya un pensamiento generalizado en la actualidad: hay planes más allá de echar la tarde inmersa en un ritual de acicalamiento esperando a que llame a la puerta, ramo de rosas en mano, algún afortunado Ryan Gosling (galán romántico por antonomasia hasta que empiece a disiparse la fiebre La La Land). Este plan alternativo, revelado al final del vídeo, hace hincapié con ironía en aquello tan necesario de “hay que quererse para poder querer”. A pesar del tono erótico del vídeo, este se mantiene alejado de imágenes o vocabulario obsceno. Porque, efectivamente, “nadie te conoce mejor que tú”.

CARATULA-HOME-COCO-DE-MER
© Christopher Espinosa Fernández

 

TRAS LA CÁMARA…

The Full Service es una agencia creativa fundada por el fotógrafo Rankin. Desde su estudio en Londres, trabajan en torno al storytelling más impactante, creando campañas enteras desde su desarrollo creativo y hasta la estrategia de marca, pasando por la producción y la posproducción. Su nueva campaña es este vídeo de San Valentín para la marca de lencería Coco De Mer, protagonizado por la inimitable Pamela Anderson.

 

BACKGROUND PILLS

No es la primera vez que Coco De Mer apuesta por Rankin para hacer llegar su mensaje en clave audiovisual y totalmente liberado de tabúes. El fotógrafo ya incendió las redes sociales en 2015 con X The Movie, una pieza creada para esta misma marca que se hizo viral a escasos minutos de su lanzamiento.

Coméntalo

comentarios