4I7A1336

En una coyuntura socioeconómica cuya fragilidad ha llevado a acuñar un término, el precariado, para definir una nueva clase social tan predominante como paradójicamente dominada, el encuentro fortuito entre dos personajes tan remotos como los de Samba y Alice ha dejado de ocupar un lugar señalado en el anecdotario para convertirse en una realidad plausible y meridianamente cotidiana. Él, un senegalés residente en Francia que encadena trabajos esporádicos mientras se afana por conseguir sus papeles; ella, una alta ejecutiva que busca en el voluntariado la gratificación personal inasequible en su maquiavélico entorno laboral. Tras cautivar a crítica y público con la benévola Intocable, Olivier Nakache y Eric Toledano vuelven a apelar a la empatía con un emotivo relato de carencias vitales, de soledades acomodadas, de escollos burocráticos que diezman las ilusiones y los supervivientes. Pero, sobre todo, de abnegación y lucha por tomar las riendas de nuestro destino, dejando claro, una vez más, que la felicidad es cosa de los valientes.

2cDavidKoskasQuadGaumont

1cDavid.KoskasQuadGaumont

3AM6A2081R

Tras la cámara: Olivier Nakache y Eric Toledano, popular tándem de directores galos que han hecho de la moralina algo necesario y conveniente. En pantalla: Charlotte Gainsbourg, que tras sus diabólicos escarceos con Lars Von Trier vuelve a exhibir esa dulzura que tan bien supieron destilar Todd Haynes o Michel Gondry. Omar Sy, fichaje del mismo Gondry y coprotagonista de Intocable, en un meritorio spin-off que afianza su carrera. Tahar Rahim, la presencia masculina más virtuosa y comprometida del cine francés, que relaja aquí sus maneras para convertirse en el contrapunto jocoso de la narración. Solidez, gracia y salero. Silencio en la sala: Porque necesitamos historias en las que creer. 

Samba se estrena el 27 de febrero

Coméntalo

comentarios