El dúo de diseñadores formado por Nina Neretina y Donis Pouppis lleva ya catorce años detrás de la firma Nina Donis, un claro ejemplo de cómo llevar la moda a uno de sus campos más vanguardistas e inexplorados. Convertidos en referentes para verdaderos amantes del diseño y establecidos como una de las firmas más interesantes en los circuitos de la moda rusa, su estilo supone una ruptura con los convencionalismos formales y sexistas de la industria. El carácter marcadamente conceptual de sus diseños nos ofrece una visión que estudia la moda a través de la importancia de la idea y del minimalismo, algo muy presente en todas sus creaciones y que adquiere gran importancia en su última colección para este otoño-invierno. Si bien su propuesta para esta temporada sugiere misterio y se inspira en grandes iconos del siglo XX como Miró o la malévola Cruela de Vil, el resultado final cruza las límites de la moda en busca de un nuevo concepto de funcionalidad y estilo. En esa conjetura aparecen diferentes elementos en la colección que nos trasladan a situaciones encontradas. El uso de pasamontañas y cortes rectos, que nos transportan a la rebelión o inclusive a lo opresivo, se funden con los tules llenos de una fuerza casi poética. Todo ello se traduce en una dicotomía visual que compone una colección sólida, estéticamente poderosa y que apuesta por declararle la guerra a los patrones creativos establecidos.

Coméntalo

comentarios