Gracias a Tumblr, a Photoshop y a una época en la que todo vale visualmente, ya estamos más que acostumbrados a los dibujos y diseños más extravagantes, estrafalarios, bizarros e incluso oscuro-decadentes. Vórtices, deformaciones, psicodelia y mucho color es lo que impera en el mundo del diseño y del arte, por eso, el haber topado con las esculturas y obras del estadounidense Robert Lazzarini es una grata sorpresa. Robert Lazzarini trabaja y reside en Nueva York y desde hace más de quince años realiza este tipo de esculturas que parece que se estuvieran derritiendo o que hubieran sido deformadas por Photoshop. Pero no. Son así.

Algunas datan de finales de los años 90 y otras del principios de los 2000. Resulta asombroso y fascinante que ya tuviera esa visión y esa técnica hace tantos años.
Calaveras, violines, pistolas, tazas, puertas o cabinas telefónicas son algunas de las esculturas.
Una deformación de la realidad asombrosa, completamente premeditada y que nos transporta a la típica atracción de espejos deformados circenses.

 

Coméntalo

comentarios