Collage y moda vienen siendo una combinación de lo más triunfante últimamente y es que artistas como Pablo Thecuadro hacen de esta idea algo que bien podría considerarse a estas alturas toda una disciplina. Su formación como fotógrafo en la Escuela de Arte número diez de Madrid le dio las herramientas indispensables para entender la composición visual de una manera coherente y profesional. Sus obras, que emergen de un dinamismo extraordinario descomponen las imágenes originales de donde surgen para generar nuevos seres, objetos e incluso espacios.

Centrado en el campo de la moda y en sus editoriales, Thecuadro encuentra la inspiración mediante la búsqueda de una nueva concepción de la moda, deformada y reconstruida bajo su visión creativa. Trascendiendo la belleza de los modelos y las cortapisas de la moda como venta de un producto, este joven artista nos adentra a través de sus collages en un mundo donde la creación no tiene limites y la realidad se solapa capa sobre capa con una deliciosa maestría para componer. La fuerza de sus imágenes, surgidas de la reformulación de otras, y el énfasis en la suntuosidad de las líneas que las definen tiene un carácter que, entre lo misterioso y lo hipnótico, atrapan a quien las ve. La fuerza que carga de movimiento cada una de sus obras son, asimismo, una apuesta por un arte que parece estar en constante movimiento repleto de ropajes imposibles y cuerpos sesgados. Si eres de los que se han unido a la moda del collage y además sabes distinguir uno de los buenos, no le pierdas la pista a este artista al que aún le queda mucho por decir.

Coméntalo

comentarios