Radiohead veinte años después.
Radiohead veinte años después.

Fue hace un mes cuando una serie de pósteres extraños comenzaron a verse por todo el mundo. Bajo un lema, “Fitter Happier”, y un “OKNOTOK” a modo de firma se podía percibir una sensación familiar. Ese “OK”, y su posterior negación y reiteración positiva imponían una sucesión logarítmica de un mundo establecido bajo coordenadas de sentimientos mostrados como los comestibles de un supermercado. Una especie de episodio de Black Mirror, donde la integración de los futuros distópicos como ejes de comportamiento de nuestro presente son mostrados bajo un rostro de terror asumido como el reflejo de un espejo diario. A los miedos reflejados en esta misma serie, es a la que Radiohead se adelantó en 1997 por medio de “OK Computer”, junto a “Automatic for the People” de R.E.M., el suicidio comercial más lucrativo que se recuerda.

Poster de “OKNOTOK”.
Póster de “OKNOTOK”.

Precisamente, el hecho de la coincidencia entre el aniversario y ese “OK” del mensaje contenido en los pósteres fue lo que acabó por despejar la X de la ecuación. No podía ser otra cosa: el retorno de la profecía hecha dos décadas atrás entre mensajes subliminales y telegramas sónicos. Un presente-futuro abocado a una gradual deshumanización de las relaciones humanas en un mundo cada vez más gris regresó como respuesta a sus mismas cuestiones planteadas. Porque más que nunca la razón de ser de una obra ha llegado justo en ese futuro que se podía intuir entre canciones como Paranoid Android o Karma Police.

Remasterizado y ampliado con esmero, “OKNOTOK” aterrizará con el disco original, sacado de las tomas originales, a lo que hay que sumar el gran cebo: tres temas inéditos de aquellas sesiones, acompañados de ocho caras B. Un segundo disco de piezas destinadas a amplificar el espectro de la obra original, elevándola a una concepción más cercana a la de doble LP que a la de un original sembrado de extras. Quizá por las mismas ansias de ambición que tuvo en su momento “Ok Computer”, y su idealización de las proyecciones a lo grande del rock de los años 70, éste era el destino de una obra tan radical en su momento como asumida dentro de la progresión de la cultura popular y reconocible como esa fría sensación agnst que no ha dejado de acompañarnos desde el mismo día en que fue publicado.

Radiohead publica “OKNOTOK” el 23 de junio.

Coméntalo

comentarios