Una de nuestras firmas nórdicas predilectas ha celebrado su décimo aniversario y nosotros no podíamos dejar de celebrarlo con ellos. Estocolmo ha albergado el desfile de Cheap Monday para presentar una colección hipnótica con arrebatos de pool party y piezas para empezar a soñar con la próxima primavera. Te recordará a cualquier rincón punk de Camden Market o a Los Ramones: plataformas para todos, denim pastel, cuadros escoceses y t-shirts que reveindican a gritos un Mindless Optimism.

Coméntalo

comentarios