El artista Daniel Rozin ha diseñado este espejo que se puede ver en la galería Bitforms de Nueva York. Lo más llamativo de este espejo hexagonal es que sus 464 piezas son de pelo y, además, capturan el movimiento. Pom Pom Mirror cuenta con una cámara en su parte superior que recoge los movimientos de los usuarios y, así, los proyecta en el espejo peludo.

 

Coméntalo

comentarios