Eso de que “los básicos nunca pasan de moda” es hoy, más que nunca, una máxima de estilo alrededor de la que orbitan el resto de tendencias. Las manecillas del reloj que marca las horas del high street de temporada –y que empujan con fuerza algunos virtuosos como Slimane o Ghesquière- se detienen esta primavera en la década de los 70. Y como no todos estamos dispuestos a salir a la calle disfrazados de ídolos setenteros, algunas firmas nos marcan el camino a seguir para llenar nuestro look de pinceladas seventies sin perder ni un ápice de nuestra esencia. Así lo ha hecho Mirja Rosendahl con sus propuestas de SS15. La marca sueca nos teletransporta a los 70 pero sin que perdamos el norte. Con nuestra brújula enfocando a la faceta más clean del menswear, Rosendahl sugiere un sutil giro hacia los clásicos de aquella época. Cortes desenfadados, una paleta cromática que huele a nostalgia setentera y flecos como contrapunto más arriesgado son las bases de este refrescante revival textil de una década que marcó historia.

Coméntalo

comentarios