c.RobertoRuiz

Como Pedro Covelo no fue a la moda, la moda fue a Pedro Covelo. Durante su infancia en Vigo, creció formándose en música, teatro o danza, pero fue años después cuando el diseño de moda llamó a sus puertas, entró hasta sus entrañas, y nunca más quiso salir de allí. Tras un año estudiando moda en Galicia, hizo las maletas rumbo a Barcelona en busca de algo que respondiese más a sus intereses creativos. Ahora, lo pillamos en plena ebullición tras haberse hecho con el premio Modafad a mejor diseñador joven por su colección de graduación en julio de 2014, y tras haber presentado ahora su nueva colección en el 080 Barcelona Fashion. Foto Retrato Roberto Ruiz

¿Cuáles son tus señas de identidad como diseñador? Pienso que me definen bastante un buen patrón y una silueta estrecha. Esto contrasta con una fuerte y colorista imagen que tiene su poder en el grafismo de los prints, los bordados y las aplicaciones. Todo aderezado con un cuidado especial en los detalles, los interiores y guiños al trabajo artesanal. ¿Y qué hay de ti en tus diseños? ¡Muchísimo! Todo el que me conoce me ve reflejado en mis colecciones. Me encanta que me digan “esto es muy tú”. En ellos, ¿hay más de tu ciudad natal o del ajetreo cosmopolita de Barcelona? Un poco de ambas. Por un lado, mis diseños tienen una estética y una imagen muy fresca y cuidada que he absorbido de todo el flujo de tendencias que tiene Barcelona. Pero toda la parte del detalle del interior, de la manufactura o las colaboraciones con artesanos es algo que me huele más a Galicia.

2

¿Cómo es Romeo’s, tu última colección? En ella están presentes cosas como el amor, la muerte y romances trágicos que sólo encuentran solución en lo inevitable, como el de Romeo y Julieta. La colección habla de los sentimientos, ideales y pensamientos del propio Romeo. He querido mostrar un paralelismo entre la mezcla de tejidos y la unión del alma (gasas, sedas y punto) y el cuerpo (lanas). Los grafismos y bordados siguen teniendo un papel principal, y todo ello queda envuelto en un aura cromática con olor a teatro de época. ¿Por qué sólo menswear? Lo tuve claro desde que empecé la carrera. No lo sé, me encuentro mas cómodo, me atrae mucho más y lo imagino mejor todo. Aun así no me cierro a meter alguna chica para un futuro no muy lejano. ¿Cómo es el hombre que viste tus creaciones? Me gusta pensar en alguien libre y despreocupado. Un hombre que disfruta de pequeños detalles de la vida, como una conversación debajo de las sabanas, el sonido de una carcajada o el especial sabor de un té en un domingo soleado con The Tallest Man on Earth sonando de fondo. Prefiero imaginarme esas pequeñas cosas que meterlos bajo mantos de edades o características socio–económicas.

9

Háblanos de tus referencias… Cine, música y fotografía me inspiran y me impulsan mucho en el proceso creativo. Si quieres un batiburrillo de nombres que hable de mí, te diría cosas como Dries Van Noten, Wong Kar–wai, Keaton Henson, Van Gogh, Juergen Teller, The Smiths, J.W. Anderson… ¿Qué sentiste cuando viste tu primer diseño desfilar? Realmente es algo precioso y emocionante. Cada una de mis colecciones es un hijo diferente para mí, con sus características, diferencias, gusto, olor, tiempo y mucho esfuerzo de mucha gente diferente invertido, pero siempre con muchísimo amor. ¿Qué puedes aportar nuevo al mundo de la moda? Cosas frescas, jóvenes y honestas. Sin ostentaciones de intentar hacer o llegar a nada ya existente. ¿Próximos proyectos? Pronto abriré mi web para empezar a vender online, y a ver si para septiembre nos volvemos a ver con algo nuevo.

10b

Coméntalo

comentarios