Ya lo demostraron Cooper y Lawrence: siempre hay un “lado bueno de las cosas” y, a pesar de todo, mucho que celebrar. Que lo poco de pesadilla que tenga este año tu Navidad sea ese fulgor rollo Tim Burton que desprende un total black look en medio de un mar de satén de colores. Porque la efectividad de apostar por el negro para una noche especial es tan tangible en un fiestón tipo Gatsby como en un desfase Project X, en algo informal con los de siempre o en casa contigo mismo. Cuellos cisne, superposiciones y detalles en cuero harán todo lo necesario para resolver una de las mayores incógnitas desde que el mundo es mundo: ¿qué me pongo esta noche?

Coméntalo

comentarios