De la fusión de términos como París y bicicleta posiblemente obtengas por resultado mental la idílica imagen de ti mismo pedaleando por el Barrio Latino, con la brisa del Sena despeinando tu pelo –preferiblemente cortado a lo Alain Delon o algún semejante galán francés- y quizás incluso vistiendo un look “parisino-chic” acorde al nivel estético de la estampa. Otros, en cambio, pueden asociar directamente este tándem al Tour de Francia, que este año volverá a llenar los Campos Elíseos de campeones cruzando la línea de meta por 40º año consecutivo. No obstante, ambas versiones del París en bicicleta (tanto la más cinematográfica como la ligada al lado más técnico del deporte) estarán este verano más cerca que nunca. La icónica boutique colette de París se une este año al evento colaborando con le coq sportif, socio oficial del Tour. “Ciclismo híbrido”, lo denominan. Le coq sportif y Colette lanzan una colección limitada formada por productos técnicos y de uso cotidiano, aportando un nuevo enfoque a los maillots de ciclismo a través de la combinación entre estilo y prestaciones. Fabricadas con materiales de primera calidad y con unas características técnicas excepcionales, las piezas de esta colección incorporan referencias a la carrera como paisajes rurales y monumentos, guiños al logotipo de colette con sus lunares azules y frases como “colette cycling club”, relacionadas con los grupos de ciclistas que visten el mismo maillot para mostrar su espíritu de equipo. Además de los maillots, la marca deportiva francesa vuelve a lanzar las Wendon, unas zapatillas presentadas por primera vez en el año 1965 y relanzadas a principios de la década de 2000. Guantes y calcetines también estarán presentes en esta colección, que podrás encontrar a partir del 20 de julio en colette y en tiendas seleccionadas como Pavé, Slam Jam, en Italia, y Footpatrol, en Inglaterra. A excepción del maillot azul de lunares, que podrá adquirirse exclusivamente en colette del 19 al 26 de julio en una edición limitada de 40 unidades. Ya no tienes escusa… Let’s cycling!

Coméntalo

comentarios