Los revestimientos cerámicos con relieves fueron muy populares en los años 70, para ser abandonados en décadas posteriores en beneficio de superficies más simplistas. Basado en ese mismo concepto de wall-art setentero que enriquecía espacios públicos y privados llega Gen, el último proyecto de Dsignio para Harmony-Peronda, una forma de vestir paredes a partir de piezas que se pueden combinar consiguiendo decenas de variaciones. El estudio de diseño se centró en desarrollar un sistema modular que gracias a su geometría permitiera componer múltiples patrones con los mínimos elementos, de la misma forma que sucede en la naturaleza con los genes, que se combinan para crear distintos genomas.

Coméntalo

comentarios