OSCAR1

Los Oscars de este año sorprendieron más de lo habitual, con Spotlight como ganadora del premio a la mejor película y unas estatuillas repartidas entre varios títulos que tuvieron a Leonardo DiCaprio como máximo protagonista tras lograr su ansiado Oscar.

En la Academia de Hollywood parece que tenían algo claro: si nos van a criticar por nuestro sistema, entonces será mejor dejarlo evidente, reírnos del hecho de no haber nominado a ningún actor que no sea blanco e incluir, además del presentador Chris Rock, a tantos otros personajes negros como sea posible. Así fue como Morgan Freeman entregó el premio a la mejor película para Spotlight o como Whoopi Goldberg apareció en videos de presentación o sobre el escenario en más de tres ocasiones.

OSCAR2Chris Rock parodiando The Martian en los Oscars 2016.

 

A pesar de la polémica #OscarsSoWhite, este año ha habido diversidad cinematográfica. No hay ninguna película que haya sido la clara vencedora sobre el resto y eso, de alguna forma, pone el énfasis en las películas y les da una segunda vida comercial a todas ellas.

Mad Max ganó en el contador, con seis estatuillas en categorías técnicas, mientras El Renacido venció en rubros tan importantes como mejor director (Iñarritu se sumó al club de los tres directores con dos premios consecutivos), mejor actor o mejor fotografía. La gran sorpresa de la noche llegó cuando parecía que también se llevaría el premio a la mejor película, pero salió vencedora la historia que nos habla de la necesidad de un periodismo de investigación que revele las partes ocultas de nuestra sociedad.

Spotlight también se alzó con el premio al mejor guión, dejando en evidencia que para que una película se sostenga hace falta algo más que virtuosismos técnicos como los que llevaron a Emmanuel Lubezki a su tercer oscar consecutivo por la impresionante fotografía de El renacido.

Leonardo DiCaprio había estado en boca de todos desde que aparecieron las nominaciones y los memes se habían repetido para que al fin lograse su muy esperado Oscar. El actor lo recibió emocionado y con un discurso para concienciar sobre el cambio climático, con guiño al galardón incluido: “No tomemos el planeta por sentado de la misma forma en la que yo no podría tomar este premio por sentado.”

OSCAR3Leonardo DiCaprio al recibir su Oscar.

 

Brie Larson ganó el premio a la mejor actriz por su gran papel en Room, así como Alicia Vikander lo ganó a la mejor actriz de reparto por su papel en La chica danesa. La actuación de Vikander es lo mejor de la irregular película, pero en este caso se la colaron a la Academia al presentarla en una categoría para la que tendría más posibilidades que de haberse presentado frente a Larson, como correspondía.

Sorprendió que Sylvester Stallone no se llevase el premio al mejor actor secundario como estaba en todas las apuestas. En su lugar, Mark Rylance dio el único galardón de la noche a El puente de los espías, último trabajo de Steven Spielberg. Arnold Schwarzenegger hizo público un video de ánimo a Stallone, su amigo y compañero, para dejarle claro que “para mi eres el mejor. No importa lo que digan”.

 

La alfombra roja se quedó este año un poco deslucida, no hubo muchos riesgos entre los asistentes y destacaron los mismos que lo habían hecho en premios anteriores. Alicia Vikander, con un sencillo y elegante Louis Vuitton, fue de las mejor vestidas, junto a Cate Blanchett (Armani Privé con flores bordadas y cristales Swarovski), Rooney Mara (Givenchy) o Jennifer Lawrence (Dior). Entre los hombres poca sorpresa entre la sobriedad habitual. Jared Leto, de Gucci, fue de los pocos que se atrevió a lucir algo diferente.

OSCAR4Jared Leto sobre la alfombra roja. 

Acerca de los vestidos también hubo polémica las semanas anteriores, varias actrices dijeron que se negarían a responder de quién iban vestidas porque les parecía algo sexista. Chris Rock habló de ello en su discurso de presentación con humor: “si George Clooney vistiese con un cisne entre sus piernas también le preguntarían que lleva puesto”.

El único aspirante español al Oscar, Paco Delgado, se quedó sin galardón al mejor vestuario, que fue para Mad Max. Ennio Morricone emocionó al llevarse el galardón a la mejor banda sonora por Los odiosos ocho de la misma manera en la que lo hizo Sam Smith al dedicar su premio a la mejor canción por Spectre a toda la comunidad LGBT, “como orgulloso homosexual”.

Amy se llevó el premio al mejor documental, mientras que la mejor película de habla no inglesa fue para la húngara El hijo de Saúl. De todos los discursos nos quedamos con el de la realizadora Sharmeen Obaid-Chinoy, ganadora del Óscar al mejor corto documental por A girl in the river: the price of forgiveness que habló de la fuerza del cine y de cómo su película había logrado una enmienda a la ley que permite los crímenes de honor en Pakistán.  

Coméntalo

comentarios