Nos encanta que Bernhard Willhelm siga brindando al común de los mortales la oportunidad de hacerse con un pedacito de su privilegiada creatividad a través de sus colecciones cápsula para diferentes firmas. Con esta que te presentamos consigue (literalmente) que se nos salgan los ojos de las órbitas, una nueva colab en su ya prolongada relación con Mykita, casa japonesa de eyewear a la que está ligado desde 2009. Tomando como base las gafas de espejo con monturas de acero e inspirándose en las Olimpiadas de Invierno de 1976, la serie ofrece un amplio abanico de colores y diseños, desde el modelo aviador en degradado hasta apuestas tan sui generis como las viseras tornasoladas, un híbrido oversize entre el diseño de lentes y el de accesorios deportivos.

BERNHARD WILLHELM

Coméntalo

comentarios