Foto de Jose Antonio Rojo. Juan Carlos Arguello Garzo en el Circulo de Bellas Artes. Madrid.1987Juan Carlos Argüello Garzo (Muelle) en el Círculo de Bellas Artes. Madrid, 1987. © José Antonio Rojo

“Cuando pintas te sientes vivo y por un momento te olvidas de que eres masa. En una ciudad como esta hay demasiada mierda y demasiada soledad… y de este modo le regalamos a la gente un poco de nosotros mismos”. Juan Carlos Argüello (Muelle)

Un ícono del Madrid de los ‘80 y un símbolo generacional de una sociedad que empezaba a vivir intensamente en una capital que renacía. En eso se convirtió Juan Carlos Argüello Garzo, más conocido como Muelle por su característica firma en las paredes de los barrios más emblemáticos de Madrid. La influencia de este escritor de graffiti y músico, fallecido hace algo más de dos décadas, abarca tanto que llega hasta el mundo del Graffiti y del Arte Urbano de nuestros días. Natural del barrio de Campamento, su nombre vuelve ahora con más fuerza que nunca, ya que el Distrito de La Latina tendrá una calle o plaza dedicada a su ilustre vecino Muelle con motivo de su 50 aniversario gracias a los votos a favor de la iniciativa de los grupos municipales de Ahora Madrid y PSOE. Además, estos grupos municipales también luchan por la conservación de la última firma de Muelle que aún resiste para que se pueda convertir en Bien de Interés Cultural. Hemos hablado con Fernando Figueroa y Elena Gayo, que se encuentran tras la Plataforma Muelle, y con el que mediante Objetivo Muelle, buscan reactivar la solicitud de la conservación de la firma de la calle Montera 30 y catalogar imágenes de las firmas de Muelle. Sólo tienes que pasarte por la calle Montera y alzar tus ojos a la fachada del número 30. Ahí se mantiene un trocito de este héroe cultural de la Movida Madrileña. Todas las imágenes han sido extraídas del Pinterest del Observatorio de Arte Urbano, dentro de la categoría Objetivo Muelle.

Foto del O.A.U. Montera 30. Abril. 2012Calle Montera, 30 (Madrid). Abril, 2012. © Observatorio Arte Urbano

Muelle no pintaba en trenes, buses o fachadas de casas privadas. Prefería decantarse por los lienzos de hormigón de fachadas abandonadas o la superficie de carteles publicitarios. Plasmó su primera rubrica a principios de la década de los 80. En palabras de Fernando Figueroa, Doctor en Historia del Arte, “Muelle convirtió su firma en un pictograma, con mucho gancho a efectos comunicativos ya que supo captar la mirada de un viandante saturado por la publicidad, de forma simpática y lúdica”. La espiral flechada que dibujaba bajo su nombre a golpe de aerosol se convirtió en un símbolo de su propia personalidad espontánea. “Su firma es un símbolo de la generación y del espíritu de una época, en la que se condensan las ganas de vivir y el deseo de convertir la ciudad en un tablero de juego e intercambio de experiencias positivas”.

Foto de Larry Einsamkeit. metro Sainz de Baranda. Madrid 1988.Metro Sainz de Baranda. Madrid, 1988. © Larry Einsamkeit

En términos de Arte Urbano, en nuestro país hubo un antes y un después de él porque “existían cosas antes de Muelle y otros firmantes, pero sin punto de comparación en impacto y constancia. Prácticamente se puede hablar de un <<desde Muelle>>”. En una época en la que los valores de la creación y la libertad se establecieron para quedarse, este escritor de graffiti fomentó que la creación gráfica y libre se extendiera también en los entornos urbanos. Porque “pudo haber sido cualquier otro, pero hubiera sido diferente. Ha sido una gran fortuna que Muelle fuese el pionero de pioneros por su ejemplo de convivencia, carisma personal, humanidad y generosidad”.

La figura de Muelle guardaba ciertos paralelismos con “otros pioneros del Getting-up, como Cornbread en Filadelfia, Taki 183 en Nueva York o Dr. Rat en Ámsterdam. Pero Muelle tenía una sensibilidad hacia el aspecto gráfico-espacial, una consciencia de la imagen del “superhéroe” urbano y un criterio ético muy por encima”, aclara Fernando. Por ese motivo, es todo un manifiesto de intenciones dedicar un espacio público a la figura de este artista pionero de pioneros en el barrio que le vio crecer. Para salvaguardar el legado de Muelle, otra de las medidas es la conservación de la última de sus firmas, que resiste al paso del tiempo en el número 30 de la calle Montera.

Grafitti Muelle Calle Segovia, MadridDiapositiva Color / EscaneadaCalle Segovia, Madrid. © Manuel J. Fernández

El Observatorio de Arte Urbano desarrolla la puesta en marcha de mecanismos de conservación de arte urbano popular de los siglos XX y XXI, centrado principalmente en el Arte Urbano y el Graffiti. La conservadora restauradora Elena Gayo nos cuenta que el Observatorio “surge de la necesidad de encontrar un ágora virtual para reunir a profesionales de patrimonio y aglutinar las propuestas que iban surgiendo alrededor del análisis de conservación de Arte Urbano. Desde ahí se fueron registrando las primeras acciones, se definen herramientas y la infraestructura necesaria para llevarlas a cabo”. Objetivo Muelle es uno de estos proyectos: “Si se pierde la firma de Montera, se pierde una parte de la historia de nuestra generación y es una clara irresponsabilidad no intentar dejar una muestra a generaciones futuras. Un referente material que ayude a estudiar nuestra época, los inicios del graffiti en Madrid y las causas que lo desencadenaron: fundamentalmente la falta de libertad o su paulatina recuperación”. La conservación sería posible si el edificio se mantuviera intacto y la firma fuera desapareciendo lentamente y de manera natural con el paso del tiempo, pero la forma más fiable de conservarlo es “crear un nuevo soporte para aislarlo del muro que le está perjudicando y conseguir que no le afecte su degradación, es decir, estabilizarlo materialmente. Si llegara el caso, en el momento que el edificio fuera derribado se podría trasladar al Museo de la ciudad sin necesidad de volver a intervenir”.

Foto de Juanjo Moreno. Circuito del Jarama. Ctra de Burgos. A-1. Km 27800. San Sebastian de los Reyes. MadridCircuito del Jarama. Ctra de Burgos. A-1. Km 27,800. San Sebastián de los Reyes. Madrid. © Juanjo Moreno

La conservación de este arte es esencial, entendiendo esta disciplina artística como reflejo de una época. “El Arte Urbano y el Graffiti son una expresión popular de nuestras circunstancias filosóficas, políticas y sociales. Todo queda reflejado en los muros: si hay represión o abuso de poder, o por el contrario, si se vive en armonía”, afirma Elena.

Por otro lado, Objetivo Muelle también busca conservar y reunir todas las fotografías de firmas de Muelle de las que la gente disponga y realizar convocatorias en las que artistas urbanos actuales creen obras en homenaje a la figura de Muelle. “Se intenta recuperar la memoria de la gente que vivió aquellos años con pasión por lo que sucedía en Madrid a través de las firmas de objetos conservados. Algunas personas estaban más cerca porque eran músicos y conservan piezas pintadas en sus casas, como es el caso de Edi Clavo, de Gabinete Caligari. Muelle era músico y así es como empezó a firmar porque era habitual que los músicos firmaran en los camerinos de los lugares donde actuaban”.

Muelle. Edi Clavo, de Gabinete CaligariMuelle dibujando. © Edi Clavo, de Gabinete Caligari

“Todos los miembros que nos sentimos integrantes activos de la Plataforma Muelle intentamos recoger las imágenes que nos envían a través de las dos páginas de facebook: Muelle y Por la declaración de la firma de Muelle como BIC (Bien de Interés Cultural). La convocatoria del Campo de Cebada de 2013 supuso el inicio de Objetivo Muelle y pretendemos que no termine nunca para poder hacer algún día una gran exposición con todas las aportaciones”. Más abajo puedes ver algunos homenajes a Muelle de algunos artistas contemporáneos.


Objetivo Muelle. Campo de Cebada. 2013 Madrid

Colaboracion de DYOXColaboración de DYOX para Objetivo Muelle

Colaboración de Davedoid para Objetivo Muelle

Para Fernando, la figura de Muelle influye en los artistas urbanos contemporáneos como un “referente histórico, como modelo personal o como símbolo espiritual. Un héroe cultural que forma parte del parnaso del Graffiti y el Arte Urbano y que se ha consagrado como imagen del rebelde rockero y soñador con gafas de sol, a lomos de su moto, empuñando un aerosol y marcando el ritmo con sus baquetas”.

Foto del grupo bbp de Parla. kgr-rgr-klaus-alpha. Avda de Fatima. Carabanchel. MadridAvenida de Fátima. Carabanchel. Madrid. © Grupo de bbp de Parla. kgr-rgr-klaus-alpha

Coméntalo

comentarios