foto-1-moses-

Hace unos año que Frank Ocean abrió una brecha en el soul del siglo XXI por la que se han adentrado valores tan heterogéneos como FKA Twigs, Solange o Benjamin Clementine. Cada un@ con su propia personalidad está dotando de renovadas posibilidades estilísticas y emocionales a la síntesis entre tacto electrónico, soul de terciopelo y ambición pop. Siguiendo dicha estela, Moses Sumney es la nueva promesa que ya está generando ríos de tinta en toda la prensa mundial. No es para menos, su capacidad para congelar las palabras en un susurro de candor invernal ha hecho estragos por medio de singles tan brillantes como Worth It y Doomed. Demostraciones de que estamos ante una figura de largo recorrido e impacto inminente.

foto-2-moses-

Con el fin de confirmar todas las virtudes hasta ahora confirmadas, el artista angelino prueba ahora con la gran prueba de fuego: el formato LP. Vista la cadencia minimalista de su entramado instrumental y los gloriosos arreglos de producción que caracteriza su patente única de slow soul antártico, la puesta de largo se hace más lógica que nunca. En las antípodas de la velocidad insana que dirime la gran fábrica de reciclados musicales, una anomalía con el potencial de este hombre de porte elegíaco es la clase de receta periódica que hace que los engranajes que propulsan la evolución del pop no se oxiden. Y a buena fe que “Aromaticism” está llamado a certificar tan relevante función oxigenante. Quedáis avisados.

Aromanticism, el primer álbum de Moses Sumney, será publicado el 22 de septiembre.

Coméntalo

comentarios