“MOMMY”, Xavier Dolan.
Drama social y triángulo familiar (disfuncional); enfermedad mental; adolescencia y madurez; Canadá distópica; mi mamá… ¡qué ligue!; los límites de una madre; sacrificio maternal; gris: color esperanza; rebelde sin causa.
Canadá. Estreno 5 de diciembre.

 

AMOR DE D.I.E

Hay madres de todos los colores, e hijos, y todas, son la mejor del mundo, pero la “Mommy” de Xavier Dolan, Diane “D.I.E” Després es: b-r-u-t-a-l.
“D.I.E” es una luchadora nata. Se quedó viuda hace tres años y ahora debe hacerse cargo de su problemático hijo de 15 años que sufre un trastorno por déficit de atención con hiperactividad. Madre e hijo se esfuerzan para encajar y llevar su obligada convivencia lo mejor posible. La llegada de Kyla (Suzanne Clément), la vecina de enfrente, les marcará, y juntos encontrarán un nuevo equilibrio y recobrarán la esperanza.

Anne Dorval interpreta a esta mamá de temperamento salvaje, actitud sexual, y lenguaje vulgar… que esconde a una mujer invencible… casi tanto como la actriz que le da cuerpo, alma y fuerza. Musa del realizador que ya repetía como “madre de ficción” en “Yo maté a mi madre”.

Mommy” es híper-sensorial de principio a fin. Para empezar, su música: Dido, Sarah McLachlan, Andrea Bocelli, Lana del Rey, Céline Dion y Oasis forman parte de una mixtape grabada antes de morir por el marido de Die. Los hits musicales se funden en la historia de Dolan, sonando “en”, y no “sobre”, la película: una aproximación diegética de la música, involucrando al público con la auténtica verdad del trío, y transportándonos a una historia personal propia con cada tema: ¿Dónde estabas tú cuando “Wonderwall” de Oasis subía al primer puesto de las listas musicales en todo el mundo?
Y un punto y aparte para el ratio visual en 1:1 que emplea Dolan (más reducido que el típico 4:3) y que nos transporta a esa sensación del aprisionamiento en la que vive y se siente Steve. 1:1 es, además el ratio de las carátulas de los cd’s. Dolan añade que: “El cuadrado perfecto que se obtiene, enmarca los rostros con tal simplicidad, que parece la forma ideal para los planos de ‘retrato’. En un espacio tan restringido no hay lugar para distracciones, ni añadidos. El personaje es el centro de todo, ineludiblemente el centro de nuestra atención. Nuestros ojos no pueden escapar de él, o de ella“. Así, el realizador imita el cuadro de una pantalla de móvil o de una fotografía, enmarcando el plano hasta límites asfixiantes.

Dolan saca sus demonios interiores a través de un nuevo alter ego, Steven/Antoine Olivier Pilon, y nos deja lo mejor de sí mismo en este hit dramático contemporáneo que ensancha y estrecha su pantalla, al igual que lo hacen nuestras pupilas, abriéndose cuando irrumpe la oscuridad, o si alguien nos gusta y nos excita poderosamente la atención… Y Xavier Dolan (nos) encanta. Ojos bien abiertos, y pupilas dilatadas al máximo, para recibir la fuerza del cariño de una madre. La madre. Porque no hay nada como el amor de una madre/D.I.E

 

“Quedará demostrado que los escépticos se equivocan”
Las madres siempre tienen la razón

 

MUST WATCH

Ideal para: Para ciclotímicos; para los que diferencian sus días entre buenos y malos; para quienes constantemente buscan reafirmarse en su libertad; para los que, por H o por B, siempre se ven condenados al ostracismo por parte del sistema; para los que de pronto están arriba, para instantes después, caer en picado al bajón/histerismo.

Llévate a: MAMÁ; a todo aquel con el que tengas una relación emocional tan inviable como inevitable.

Te gustará si: Sufres de mamitis; crees que nada está perdido mientras haya esperanza; padeces de demonios interiores; eres de todo menos fácil de llevar.

Videoteca de parecidos razonables: Anne Dorval destrona a Sally Field como “la mamá absoluta del cine”. Mi mamá me mima en: “Savage Grace”, con Julianne Moore y Eddie Redmayne; de nuevo Julianne Moore cortándole las alas, y los poderes, a Chloe Grace Moretz, una nueva “Carrie” menos talentosa que la original (Sissy Spacek, con su rígida madre, Piper Laurie); esa “Mamá” sobrenatural de Guillermo del Toro; madres coraje que matan por sus hijos como Angelina Jolie en “El Intercambio”, Adriana Ozores en “Heroína”, Cecilia Roth en “Todo sobre mi madre”, Jodie Foster en “Plan de vuelo: Desaparecida”, Cameron Diaz en “La decisión de Anne”… En “Mommy”, visitamos un Canadá ficticio al que llega un nuevo gobierno durante las elecciones federales de 2015. Dos meses después se aprueba la ley S-18, con vistas a solventar la política sanitaria canadiense. Concretamente la polémica ley S-14 estipula que los padres de hijos con problemas de conducta en una situación de apuro económico, peligro físico o psíquico, tienen el derecho legal y moral de confiar a sus hijos a un hospital público sin un proceso judicial. Otros reglamentos polémicos en futuros no tan lejanos del gobierno cinematográfico: “The Purge: La noche de las bestias” o en el 2022 todos podremos desahogarnos por una noche (12 horas) en la que cualquier actividad criminal, incluso el asesinato, está permitido y es legal. Una purga anual que ya prepara su tercera entrega tras el buen recibimiento de la segunda parte (“Anarchy: La noche de las bestias”).

Filmografía selecta de Xavier Dolan: Acumula más de 36 premios, entre ellos un Premio del Jurado en Cannes, un Premio FIPRESCI en Venecia y el reconocimiento a la Mejor Película Canadiense en el TIFF del 2013. Afirma que desde su primera película (“Yo mate a mi madre”, 2009) ha hablado mucho del amor. También de la adolescencia, de la inadaptación, de la transexualidad, de Jackson Pollock, de los 90, de la alienación y de la homofobia. “He hablado también de internados, de la palabra ‘especial’, de ordeñar vacas, de la cristalización de Stendhal y del síndrome de Estocolmo. He hablado argot, he hablado de forma sucia. He hablado en inglés a menudo y otras muchas veces he hablado sin ton ni son” sentencia Dolan. Con “Los amantes imaginarios” (2010) se involucraba en un triángulo amoroso, hasta tal punto que se convertía en uno de los dos amigos que se quedaban prendados con Nick (Niels Schneider), un chico recién llegado del campo. En “Laurence Anyways” construye una epopeya mutante y libre sobre la sexualidad, y para “Tom à la ferme”, un noir homosexual que se llevó el Premio FIPRESCI en el Festival de Venecia del 2013. Respecto a su “Mommy”, el director señala que se ha basado en un tema que le inspira de forma incondicional, y que le gusta más que ningún otro: su madre. “Cuando digo mi madre, me refiero a la figura que representa” matiza. “Porque es ella a la que siempre regreso. Es ella la que quiero ver ganar todas las batallas, para la que quiero inventar problemas para ver cómo los resuelve, es ella a través de quien me hago todas las preguntas, a quien quiero oír gritar cuando nadie dice nada, es ella quien quiero que tenga razón cuando todos nos equivocamos, es ella la que tendrá la última palabra, no importa de qué.  De vuelta a los días de ‘Yo maté a m madre’, sentía que quería castigarla. De eso solo han pasado cinco años , y creo que con Mommy, estoy buscando su venganza”. También le hemos visto como actor en su segunda película, “Los amantes imaginarios”, y en cintas de otros realizadores como la pesadilla francesa “Martyrs” (2008), y en las canadienses “Good Neighbours” (2010), “Elephant Song” (2014) y “Miraculum” (2014). El precoz cineasta canadiense (¡de 25 años!) ya prepara su primer filme en inglés: “The Death and Life of John F. Donovan”, que sigue a una estrella de cine norteamericana que mantiene en secreto, y a espaldas incluso de sus colaboradores, una correspondencia con un joven londinense de once años. Dolan le ha ofrecido el papel de “mala” de la película a Jessica Chastain, el de la editora jefe de una revista de chismes, después de que la actriz haya alabado públicamente su último filme, ‘Mommy‘, el cual tuvo oportunidad de ver el pasado mes de mayo en Cannes. Y Dolan no ha hecho más que empezar…

MUST: Gran Premio del Jurado en Cannes 2014 (ex-aequo con “Adiós al lenguaje” de Jean-Luc Godard). Por sus tres carismáticos protagonistas: inmensos actores que se comen la pantalla. Por su alarde estético y su compromiso emocional; porque aprisiona y tiene garra; por la capacidad visual de Dolan y su habilidad para conjugar la imagen con la música; por su BSO, integradora, fresca y muy personal. Porque conectamos con “Mommy” de inmediato: gracias a un discurso sin medias tintas, y porque todos hemos tenido una madre, y D.I.E. representa un poco a todas esas madres que con su fuerza hacen que el mundo gire y avance en su trama diaria.

 

 

 

 

 

 

 

 

TRAILER OFICIAL EN V.O.

 

Coméntalo

comentarios