Fotografía CRISTIAN ORTÍZ. Director de Arte ALBEC BUNSEN. Diseñador Gráfico IÑAKI GARGALLO. Modelo DIEGO GARCÍA.

cles2

Una apuesta por lo distinto, por lo atemporal, imperfecto y atípico para los tiempos que corren. Una firma que no quiere que la atención se centre sólo en una cara o nombre en particular, una de sus intenciones primarias es ser un concepto, una idea, una estética per se. A CLÉS lo que le interesa es la simbiosis que se produce entre la marca y el consumidor, lo que se aportan mutuamente.

¿Quién forma CLÉS y cómo surgió la idea de crear esta marca? 
CLÉS es el proyecto personal de un diseñador que parte de la premisa de intentar ofrecer algo distinto al mercado y a la sociedad actual. Algo atemporal alejado de las modas actuales. Pretendemos crear algo estable, que se sustente con el tiempo más allá de tendencias pasajeras.

¿Qué es lo que busca mostrar CLÉS? ¿Qué es lo que le faltaba en el mundo de la moda de hombre antes de llegar con tu marca?
Pretendemos romper con la monotonía del armario masculino, hay que divertirse más vistiendo, no caer en la rutina de seguir las tendencias, explorar sin miedo, buscarse una estética propia. No es tanto lo que le falta al mundo de la moda sino qué le sobra: prejuicios.

¿De dónde viene el nombre de la marca? ¿Cuál es su seña de identidad?
Viene de una pequeña historia del pueblo sefardí, expulsado de este país por los reyes católicos en 1492, la cuál se ha ido transmitiendo de generación en generación hasta nuestros tiempos. Es un sentimiento de desarraigo, de no encajar en la sociedad, de errar por ser diferentes o por tener una creencia o ideal distintos y, pese a todo lo negativo, seguir adelante.

cles4

CLÉS se apoya en la tradición para ir a contracorriente, ¿cuáles son sus fuentes de inspiración en esta primera colección?
Nos inspiran gente como William Beckford, Lord Byron, Antonio de Hoyos y Vinent, Robert de Monstesquiou… Además de cualquier persona, sea de la época que sea, que se saben diferentes y no temen mostrarlo, pese a que acabe en escándalo, siempre y cuando, el escándalo sea un fin irremediable y no un medio.

¿Cómo es el proceso creativo a la hora de crear un diseño de CLÉS?
A la hora de la creación siempre partimos de dos conceptos, la mezcla de tradición y la ruptura con ésta. Trabajamos siempre con tejidos clásicos, una buena camisa de rayas, cuadros vichy, paños de lana… Una vez tenemos una carta de tejidos y color preestablecida, intentamos darle un punto diferencial en cuanto al patronaje, la confección y la silueta para acabar creando una estética coherente y singular. Todo esto siempre teniendo en mente al consumidor final.

¿De dónde surge la necesidad de crear una firma que vaya a contracorriente?
Existen muchas marcas o diseñadores de gran calidad que trabajan un mismo concepto o tendencia actual, no queremos ser uno más, preferimos explorar nuestro propio camino e intentar llegar al público ofreciendo un producto diferente al resto, aunque sea más arriesgado. No podemos exigir una sociedad más abierta a la hora de vestirse si nosotros les ofrecemos lo mismo que la mayoría.

¿Qué aporta la ciudad de Barcelona a CLÉS?
Aporta mucho a nivel personal pero nada en particular a CLÉS. No queremos ser una marca de Barcelona o para Barcelona. A nivel personal es una ciudad fantástica para vivir y desarrollar un proyecto propio; convergen personas de una gran variedad de nacionalidades y culturas además de ofrecer una amplia oferta en cuanto a ocio y cultura.

Acabas de empezar con tu firma, ¿cómo se ve desde el punto de vista de una marca el futuro de la moda española?
La moda española es un fiel reflejo de nuestra historia o sociedad; desde tiempos pretéritos siempre hemos llegado tarde a las vanguardias, las corrientes literarias, musicales, debe estar en nuestros genes.

¿Qué aporta CLÉS a quién la viste? ¿Cómo la definirías?
No queremos que la atención se centre solo en lo que CLÉS aporta, nos interesa esa simbiosis que se produce entre la marca y el consumidor, lo que se aportan mutuamente. Uno de los males de la sociedad actual es que los consumidores de moda parece que estén publicitando las marcas que llevan, además de pagar por ellas. El consumidor ha de estar siempre por encima de lo que lleva, adaptarlo a su manera de ser y pensar. Cada persona es diferente, no puede ser que el 95% vistan exactamente igual. Nuestras prendas no tienen logos ni gráficos, queremos que la personalidad de la prenda siempre la complemente quien la lleva.

¿Qué diferencia a CLÉS del resto de firmas?
Una de las intenciones primarias de CLÉS es ser un concepto, una idea, una estética per se, sin que ésta se asocie a una cara o nombre en particular, tan solo a CLÉS. Es una de nuestras maneras de intentar diferenciarnos de lo que está pasando en la moda a día de hoy, la priorización de quién lo hace y no qué se hace.

CAMISA-CLES

El consumidor ha de estar siempre por encima de lo que lleva, adaptarlo a su manera de ser y pensar. Cada persona es diferente, no puede ser que el 95% vistan exactamente igual.

¿Qué clase de hombres visten vuestras prendas?
La mayoría son gente que realmente quieren diferenciarse del resto, que no les importa el qué dirán, que buscan más allá de las tendencias en pos de una estética más personal y diferente de la sociedad actual. No tiene por qué ser gente con una cultura de moda amplia, eso no es relevante a la hora de llevar nuestras prendas. El mayor halago es cuando alguien al que la moda le importa lo mismo que la Constitución de Andorra –con perdón de estos-, se fija en nuestras prendas y decide darles una oportunidad.

Entre todos los diseños CLÉS, ¿podríais elegir sólo uno?
Nos quedamos con los pantalones, ya que quizás es lo que más nos diferencia, y por qué no decirlo, ¡estamos muy contentos con el resultado!

 

ABOUT CLÉS…

cles-disenador

Nació en… Barcelona. Estudió en… LCI Barcelona – Felicidad Duce. Encuentra la inspiración en… la literatura, el cine, la filosofía, la historia y la música. No se cansa de ver… a Jean Gabin en un pantalla. Un planazo afterwork unas cañas en cualquier sitio que no esté de moda. Un libro para recomendar… las tragedias griegas: Sofocles, Esquilo o Euripides. Una ciudad para perderse… París, a poder ser en 1913. Le han comparado con… más que con alguien, con la estética asiática. Está perdidamente enamorado de… la diversidad, elegir es gozar. Un look que nunca falla… una buena camisa blanca bien cortada. El “nuevo negro” es… una pasión contemporánea por catalogar las cosas.

Sígueles en… Instagram.

Coméntalo

comentarios